El gran Doyle Brunson | Hablando de Poker

El gran Doyle Brunson

Nació en el Oeste de Texas en 1933 en un pueblo de 100 habitantes llamado Longworth.

Su padre era el encargado del gimnasio del pueblo y esto hizo que Doyle estuviera allí mientras los demás chicos hacían otras cosas. Esto dio como resultado un gran deportista.

Brunson sabía que la única posibilidad de poder ir a la Universidad desde aquel pequeño poblado, donde la mayoría de sus integrantes eran granjeros, estaba en conseguir una beca por deportes.

Fue considerado el jugador de basketball más valioso del estado de Texas y ganó el campeonato estatal de la milla. Este último logro le significó mas de 100 ofertas para asistir a la universidad, pero Doyle eligió la de Abilene que estaba a sólo 40 millas de su pueblo natal.

Los Angeles Lakers se interesaron por él, pero una lesión en su rodilla terminó con toda su carrera deportiva. Brunson nunca pudo recuperarse totalemente de esta lesión y, a causa de ella, utiliza en el día de hoy una muleta para caminar.

Terminó la Universidad con el título de Master en Educación Administrativa. En un principio, pensó en dedicarse a la docencia, pero cuando supo de los montos de paga, decidió abandonar dicha idea. A estas alturas Doyle ya era un jugador de poker experimentado.

A partir de entonces su vida pasó a estar sobre las mesas de poker que podía conseguir en Texas y sus alrededores. En esa época poder jugar y sobrevivir al intento era toda una proeza. Había que cuidarse mucho, el juego era prohibido, las trampas estaban a la orden del día, los asaltos eran muy reiterados y los mejores juegos se encontraban en el mundo underground, donde las mesas estaban integradas por verdaderos maleantes, pero al decir de Doyle fueron los que hicieron del poker lo que hoy es ya que jugaban el mejor y mas caro poker que existiera.

Así fue como Brunson conoció a Sailor Roberts y posteriormente a otra leyenda del poker, Amarillo Slims. Con ellos conformó una férrea sociedad para viajar y jugar juntos al poker. Al recordar esos momentos, Brunson dice que en aquella época era muy difícil conocer el juego y sus probabilidades como se lo entiende hoy, ya que no existían ordenadores que ayudaran en el trabajo, por lo que pasaban noches sin dormir con Amarillo analizando situaciones y discutiendo sobre estrategias. En este sentido, Doyle señala a Slims como uno de los mas agudos analistas.Doyle Brunson: un jugador legendario

Brunson aprendió también mucho de Johnny Moss, a quien consideraba como el mejor jugador de poker del mundo en los años 50.

Doyle siempre ha pensado que en este juego las cartas no son lo más importante. Hay una conocida anécdota donde un jugador realiza un raise pre-flop y Doyle se mueve all-in, el jugador paga la apuesta con un par y Doyle apenas tenía Q8. En esa mano fue sacado del torneo junto a otro jugador. Al analizar esta movida dijo que había hecho una lectura de la situación y que en ese momento no importaba la cartas que tuviera en la mano, que pensó que podía ganarse el pote y por eso apostó de aquella manera. Cualquier otro jugador probablemente hubiera foldeado con ese par de cartas en la mano. Brunson afirma que nadie puede mantenerse por tanto tiempo en un torneo sin recibir un solo par en toda la tarde –como le había sucedido a él- sin hacer algunas de estas jugadas valerosas. Brunson concluye que podría jugar al poker sin mirar las cartas, si sus adversarios no supieran que él no las estaba viendo.

Brunson es reconocido por ser uno de los jugadores que más ha luchado por mantener y propiciar la caballerosidad y el buen comportamiento en el mundo de este juego. Decía:«yo no haría trato con una persona cuando necesito firmar un contrato para ello; si no puedo mirarlo a los ojos y tomar su palabra, no quiero tratar con él».

Su hijo Todd es también un gran jugador de poker. En 2005, el las WSOP han logrado ser los primeros padre e hijo en obtener un brazalete en la misma serie.