Cuando el dinero no opaca la vocación: poker y pizzería

El jugador de poker canadiense Patrick Serda, el hombre que hizo un trato con William Kassouf para ganar el segundo lugar en el ETP Praga High Roller, se quedó con un premio de €719.000 (aproximadamente $752.000). Pero tiene otra vida en su ciudad natal de Winnipeg en la Provincia canadiense de Manitoba. Cuando Serda no está viajando por todo el mundo ganando grandes premios en torneos internacionales de poker, se lo puede encontrar sirviendo en una pizzería local, Pizzeria Gusto, y no tiene planes de dejar de hacerlo.

Además del dinero de Praga, Serda ganó 250.000 dólares en un evento de septiembre, aunque podría haber sido un juego en efectivo, ya que no aparece en su perfil de Hendon Mob. Lo que sí aparece es un número de cinco cifras de los últimos tres años que muestran que está haciendo algo bien en el poker.

¿Por qué no dejar la pizza? “Estoy muy contento de volver, me encanta estar ahí, la gente es genial y hay buenos clientes regulares, y estaría encantado de volver”, responde Serda cuando se le pregunta sobre su ocupación.

Antes de que vuelva a su vida normal en la pizzería, está la pequeña cuestión de los próximos Aussie Millions para tener en cuenta. Serda planea estar en Melbourne, Australia para que así pueda pasar un tiempo antes de que sus clientes lo vean con su delantal otra vez.