Más enseñanzas del maestro Kid Poker

A Negreanu escribir le sienta bien. Y esta vez no fue para menos, ya que en otra entrada de su blog, Kid Poker ofreció una reflexión sobre la arrogancia de algunos jugadores durante las partidas.

Bajo la premisa de que él no iba a juzgar a nadie arrancó la publicación del crack del poker, admitiendo también que incluso en alguna oportunidad él también fue arrogante: un poco de arrogancia es necesaria en el juego.

Basándose en los eventos de Super High Roller, con un número de 40-50 jugadores, sólo un puñado podría clasificarse como jugadores recreativos. Un jugador profesional tiene que creer que ocupa un lugar en el top 10… y eso es matemáticamente imposible.

También escribe sobre los jugadores jóvenes que participan online, como un joven de 24 años que se vuelve millonario gracias a su inteligencia y habilidades… hay que ser arrogantes para creer que se puede ser un jugador de high stakes. ¿Está bien ser arrogante? ¿Está mal? ¿Es normal?

Negreanu da algunos consejos acerca de la interacción con otros jugadores mientras se juega una partida:
“¿Cuál es el mensaje que creés que la persona está tratando de conseguir de vos? Si fueras quien escribió este mensaje, ¿cuál sería tu intención cuando lo hubieras escrito? ¿Era para educar al que tiene menos experiencia, o fue diseñado para que se sienta disminuido y vos te sientas superior? ¿Fue simplemente una necesidad de “tener razón” y mostrar que la otra persona estaba equivocada? Última pregunta: ¿Te parece que esto es una forma eficaz de comunicar tus pensamientos e ideas”?