¿Qué efectos tiene la testosterona en los bluff?

La revista científica Nature difundió un artículo que vincula los efectos de la testosterona y el comportamiento de los jugadores de poker.

El experimento consistió en evaluar la reacción de los participantes después de aplicarse un tratamiento con esta hormona, particularmente en los heads up y los bluff.

Los efectos fueron evaluados en mujeres sanas entre 19 y 26 años que participaron en su voluntad propia. En distintas sesiones se les administró a veces 0,5 mg. de testosterona y a veces placebos. La elección de participantes femeninas tiene que ver con que los parámetros críticos de los efectos neurofisiológicos sólo son conocidos en el sexo femenino.

Los resultados arrojaron que hacer bluffs es más accesible para el oponente después de haberse sometido a una dosis de testosterona. Dado que el bluff está fuertemente ligado a la magnitud de la mano, se consideró que la testosterona genera una tendencia a ejecutar estrategias menos rentables.

La hormona testosterona está vinculada con la búsqueda de una status social a cualquier costo, y es por esta razón que se la asocia al materialismo y a conductas económicamente egoístas. Bajo esta perspectiva, hacer un three-barrel bluff es más difícil en estas condiciones.

La aplicacion de testosterona en el momento de hacer un bluff disminuye notablemente los bluff al azar e incrementa los calls. Dado el efecto de esta hormona en el comportamiento vinculado a la búsqueda de la pertenencia a cierto status, genera una tendencia a decisiones económicas desventajosas.