Una mala pata le cuesta una demanda a un Casino

Un torneo diario se estaba jugando el primero de abril en el salón de poker de Rockingham Park Casino, New Hampshire, Estados Unidos cuando ocurrió el incidente. El afectado fue Justyn Tyndaal, el abogado que estaba participando en el torneo de poker, y fue víctima de una caja fuerte llena de dinero que cayó sobre sus pies por accidente.

Actualmente, Tyndall acusa haber sufrido tremendo dolor y la desfiguración de su pie, causándole discapacidad parcial. La “afección grave y permanente” le costará al Rockingham Park una demanda de juicio con jurado, donde el afectado alega dolor, sufrimiento y estrés emocional.

Aún no se fijó fecha del juicio, y el presidente del Rockingham Gaming no ha hecho declaraciones al respecto.