¿Cómo llego a ser tan importante el juego online en Brasil?

Gracias al mundo virtual, el número de brasileños participando en casinos online ha aumentado en proporciones gigantescas en los últimos años. Los establecimientos de casino están prohibidos en territorio nacional desde 1946, lo que hace que el juego en línea sea la única opción para aquellos a los que les gusta apostar o simplemente jugar por diversión. Nos preguntamos por qué de todo esto y si un día será legalizado dentro de Brasil.

Los juegos de casino en Brasil son considerados juegos de azar desde 1946 cuando el presidente de la época, General Eurico Gaspar, atendió la solicitud de su religiosa esposa, Carmela Dutra que por ser devota al catolicismo creía que los casinos hacían “estragos” en las personas.

Los casinos en Brasil llegaron en la época del imperio, ya mediados de 1917 tenía los juegos prohibidos con la consolidación de la república, pero fueron legalizados nuevamente en 1934 por el presidente Getúlio Vargas. Para finalizar, en 1946 por medio del Decreto-Ley n ° 9.215, todos los juegos de azar deberían estar prohibidos en todo el territorio nacional independientemente de la reglamentación.

En la época, cerca de 40 mil trabajadores perdieron sus empleos, y hubo una intensa disminución del turismo y una baja en la economía del país en todos los sectores.

En 1994 entró en vigor la Ley Zico que legalizaba el funcionamiento de la práctica de bingo para recaudar dinero para entidades deportivas, o sea, todo lo que estaba relacionado a deportes. En el año 1998 se realizó la creación de la llamada Ley Pelé que revocó la Ley Zico y liberó los juegos de bingo, el artículo 59 decía: “Los juegos de bingo son permitidos en todo el territorio nacional en los términos de esa Ley”, haciendo lícitos los juegos de bingo.

Después de eso, en 2000 tuvieron diversos problemas ligados a la incapacidad del gobierno federal de acreditar y fiscalizar bingos, creando con ello una medida provisional que se convirtió en la Ley Maguito prohibiendo los juegos de bingo.

Entidades dicen que la ley Maguito en realidad era para reglamentar el juego en ley específica y no tenía la intención de la prohibición del juego, y como la norma no fue aprobada hasta hoy las casas de bingos están cerradas.

A mediados de 2003/2004 el presidente Lula tuvo la intención de reglamentar el bingo revirtiendo la recaudación para el desarrollo del deporte nacional. Sin embargo, algunos días después de su declaración, debido a una denuncia de corrupción fue editada la Medida Provisional n ° 168/2004 que prohibía bingos y máquinas tragamonedas.