Jugando contra un maníaco

Cuáles son las características que nos indican que un jugador es un maníaco?

 

Las más evidentes son: el tipo paga o sube, pre y post flop, todas o casi todas las manos, sin importar qué cartas vayan apareciendo, ya que si no liga buena mano nos va a farolear igual. Así, el maníaco cuando alguien apueste le hará raise gran cantidad de veces, cuando le hagan check el apostará, cuando le hagan raise pre-flop él pagará la mayoría de las veces y subirá otras tantas.

El maníaco es un jugador que intenta todo el tiempo construir grandes pozos, ya que suele quedarse con ellos habitualmente. Es un perfil muy orgulloso, que prospera a causa del temor que infunde a otros jugadores.  Les fascina intimidar a sus rivales y sentirse protagonistas exclusivos de las partidas.

Puede parecer fácil jugar contra un maníaco, pero son una gran amenaza a tu juego por su extrema agresividad y realmente te pondrán a prueba, produciendo grandes varianzas en tu cuenta.

Asimismo, debemos considerar, que los maníacos revolucionan las partidas donde ellos juegan, generando un microclima muy particular, donde se juegan continuamente grandes pozos y hay grandes alteraciones de los stack.

De tal forma, el maníaco pone a prueba a toda la mesa, dándole mucho dinamismo a la partida y colocando a los jugadores en la situación de tener que tomar decisiones continuamente. Este contexto, resulta muy propicio para que otros jugadores, experimenten cambios notorios en su juego (nadie mejor que un maníaco para ser el disparador del tilt en otro jugador).

Indefectiblemente, su orgullo y osadía, les terminará pasando factura y concluirán rápidamente con su bankroll; el problema es que, con frecuencia, se llevarán puestos un buen número de jugadores en dicho proceso. Nosotros debemos evitar ser sus víctimas, para esto debemos ajustar nuestro estilo de juego a dicho perfil con una estrategia que se adapte al mismo.

De esa forma, aprovecharnos sus debilidades y las hermosas oportunidades que su alocado juego genera. Con esto me refiero, a que debemos estar muy atentos a los cambios de conductas experimentados por los otros jugadores, que en ocasiones tildados por el maníaco pasan a ser hermosos peces en la mesa.

Ahora bien, una vez identificado. Como debemos jugarle?

* Lo primero que debemos aprender es a no desesperarnos cuando hay un maníaco en la mesa. La paciencia y disciplina son vitales en el poker, máxime jugando contra este tipo de perfiles.

No debemos entrar en tilt al ver que se roba la mayoría de los botes con su hyper agresividad y nos vemos obligados a foldear una y otra vez nuestras manos ante la imposibilidad de pagarle sus subidas constantes.

El maníaco da mucha acción siempre, con lo cual teniendo paciencia, la mayoría de las manos que nosotros juguemos van a estar muy por encima de su rango promedio y tendremos las mejores oportunidades para llevarnos grandes pozos.

 

* El problema de enfrentarte a un maníaco es que, en algunas ocasiones, nos enfrentaremos a él con una mano muy fuerte y, a pesar de ello, la perderemos consumiendo una importante cantidad de fichas. Acá, es cuando más concentrados y ajustados en nuestro juego tenemos que estar, ya que la mayoría de la gente, ante esta situación pasa a modificar sus patrones de juego (abriendo su rango) y se convierte en un hermoso pez en la mesa. Ya lo hemos dicho, es el perfil que más facilidad tiene para tildar a los otros jugadores. Debemos aprovecharnos de esto y no convertinos en uno de sus víctimas y de los otros tiburones (buenos jugadores). Si no nos encontramos cómodos o estamos perdiendo más de lo que consideramos razonable, lo más aconsejable es dejar la mesa. Si no lo hacemos, tenemos serias chances de convertirnos en el fish de la misma. No es preocupante tener pérdidas algún día, lo significante es jugar bien cada mano en que nos involucremos; y cuando no lo estemos consiguiendo, lo mejor es tomar un descanso.

 

* De ser posible, siempre buscaremos tomar posición sobre el (sentarse sobre su izquierda). Esto trae aparejado muchas ventajas: a) fundamentalmente te permite ahorrar mucho dinero, ya que en general el maníaco marcara el ritmo de la mesa con sus apuestas, y tu siempre estarás después de él sin haber puesto dinero en el bote. Esto te permitirá tomar decisiones con mayor libertad. b) Te permitirá generar movimientos de aislación y jugar manos poderosas con pozos importantes solo contra el maníaco. Como dijimos, el maníaco, la mayoría de veces subirá la apuesta  y vos estarás en una situación ideal para resubir la misma y generar un gran pozo con posición. c) te permite leer con mayor facilidad las manos de otros jugadores. Por  ej. Si un jugador sólido que se encuentra fuera de posición del maníaco, sube la apuesta pre-flop, está muy claro que lleva una gran mano, ya que el tipo conociendo que tiene un maníaco detrás que resubirá o pagará todas las apuestas, decide de antemano jugar un pozo importante sin posición frente a un perfil muy osado. Esto lo hace, porque lleva una mano legítima casi seguro.

 

*El hecho de ser paciente y jugar sólido no significa que tendremos temor, por el contrarío cuando nos enfrentemos al maníaco lo haremos con mucha determinación y valentía. Sabemos que él está dispuesto a jugar un gran pozo todas las manos y nosotros también lo estaremos cuando nos involucremos, con el único detalle que la gran mayoría de las veces nosotros tendremos la mejor mano. Existen innumerables situaciones, que exceden la capacidad de análisis en una columna, lo que debe quedar claro es que cuando juguemos contra un maníaco debemos ser valientes, y no dejarnos dominar por él, puesto que si detecta debilidad en ti, acrecentará aún más su agresividad. Es decir, el siempre estará dispuesto a ir a fondo todas las manos, y nosotros consciente de ello, también estaremos predispuestos, solo que la gran mayoría de las veces, nos encontrará con una mano más poderosa que la suya.

A titulo ilustrativo, daré algunos ejemplos: 1) si el maníaco sube la apuesta, si llevamos pares de 88 en adelante, aq, ak, e incluso aj, nosotros resubiremos y si el vuelve a resubir, no tendremos inconvenientes en poner todas nuestras fichas preflop con esos rangos. 2) con los mismos rangos, siempre debemos tratar de aislarnos con el maníaco, y no tengas dudas en armar un gran pot pre flop, ya que en el mediano-largo plazo esta estrategia será muy rentable. 3) con pares bajos, lo mejor es tratar de mantener el pot bajo control pre flop en busca de nuestro set. Nosotros sabemos que 1 de 8 1/2 veces vamos a conseguir nuestro set. En función de esto, debemos hacer un cálculo de probabilidades considerando los stack involucrados y la apuesta realizada, para determinar si se justifica pagar la apuesta pre flop o no.

Cuanto más grandes los stack mas se va a justificar un call pre flop. Siempre debemos considerar que el maníaco va a seguir apostando y nos hará foldear muchísimas veces en el flop, como contrapartida, si tenemos la suerte de flopear set, lo más probable que le saquemos mucha rentabilidad a la mano. De tal forma la relación entre la apuesta y los stack debe ser generosa( más de 12 veces) , para que a mediano o largo plazo el call sea rentable.

 

* La valentía es sinónimo de estar dispuesto a jugar a fondo una mano contra el maníaco, y no de ser agresivo. Por el contrario, dada la agresividad del maníaco, en muchas ocasiones lo estratégicamente correcto, es jugar hasta el final de la mano pero en forma pasiva o alternar agresividad y pasividad en una misma mano. De esta manera le dejarás hacer al maníaco tendiéndole una trampa, para que piense que tiene expectativa de fold y siga drenando fichas al pot.  Por ej., supongamos  que nosotros llevamos qq o kk o aa y hemos hecho un re reise pre flop y el maníaco a hecho un call. Supongamos un flop relativamente complejo como puede ser tj 6 con draw de color, y que hay un pot de 25 bb y nos quedan sobre unas 90 bb a cada uno. Ahora el maníaco pasa y  hacemos una continuación de 15 bb a lo que el maníaco te responde con un mini-reise de 30bb total, quedándole unas 60 bb detrás. Está claro, que nosotros esta mano, no la vamos a foldear y que tenemos la decisión preconcebida de jugarla a fondo. Entonces, pensemos cual es el movimiento estratégicamente correcto.

1) si nosotros ponemos all in, el maníaco nos pagara con todas las manos que nos está ganando (serian pocas) y con todos los draw. Y lo haremos foldear de todas las manos que no lleve nada. De esta manera, nos estrellaremos siempre que estuviéramos perdiendo y le quitaríamos al maníaco la posibilidad que nos asigne una mano vulnerable y que continúe con su bluff en turn.

2) si hacemos call, lo que va a suceder es que con semejante pozo,  el maníaco  va a poner all in  en el turn independientemente de la carta que salga. Pondrá all in , tanto si nos está ganando como si está perdiendo , ya que en ese caso él se va a aferrar a su expectativa de fold.

De tal forma, en el caso concreto, si la mano la estábamos perdiendo o la ibamos a perder, no podíamos hacer nada en el proceso de apuestas que modifique ese desenlace. Pero, lo que estaría mal, es agredir al maníaco ( con un all in al flop), haciéndole foldear su mano y restándole la posibilidad que nos mienta en turn. Como vemos, en este caso, la valentía es sinónimo de pasividad y no agresividad. Es fundamental, cuando nosotros tomamos la decisión de ir a fondo determinar quien es nuestro mejor aliado, si “la agresividad o la pasividad”.

 

 

 

 

http://cardplayerla.com/estrategia/jugando-contra-un-maniaco-1ra-parte/