Como Jugar una mesa final

¿Cuáles son tus objetivos en la mesa final? ¿Vas a por el primer puesto o para ti el mero hecho de llegar a la mesa final ya es un éxito?

Si tu única meta es ganar el torneo, deberías ser agresivo y arriesgarte.

También puedes centrarte en llegar tan lejos como puedas en lugar de buscar quedar el primero, ya que cada eliminación suele aumentar (a menudo de forma radical) el dinero del premio. En este caso, deberías evitar las confrontaciones más duras y esperar a que el resto de jugadores se eliminen entre ellos.

Este artículo te ayudará a encontrar el punto medio entre arriesgarte y no hacerlo. No puedes ser demasiado pasivo, pero tampoco demasiado agresivo. La forma en la que debes jugar depende en gran parte del número de oponentes y el tamaño de sus stacks. A menudo no podrás jugar de la forma que te gustaría, porque las condiciones (o los tamaños de los stacks), no te lo permitirán.

Ahora ha llegado el momento de que aprendas cómo jugar en las distintas fases de una mesa final.

La fase inicial: de nueve a siete jugadores

Con un stack medio

Con un stack medio, en la fase inicial de la mesa final deberías limitarte a jugar tus cartas. Uno de los mayores errores que cometen muchos jugadores es intentar hacer jugadas complicadas. Poner trampas y/o farolear para echar del bote a los rivales no son formas apropiadas de jugar.

Con tantos oponentes, el riesgo de que uno tenga una mano buena es demasiado alto. Lo importante es mantener la calma y jugar tus cartas. Según la distribución de fichas estás en el medio de la clasificación, así que por el momento no tienes nada que temer.

No te metas en peleas con el líder en fichas u otros stacks grandes y agresivos: es demasiado peligroso. Tu objetivo debería ser jugar contra los stacks medios y cortos para presionarlos.

A continuación puedes ver un ejemplo en el que muchos jugadores toman la decisión errónea:

EJEMPLO 1:

Estás en el BU con 16 BB. Todos abandonan hasta ti. Miras tus cartas y ves 73o. La SB y la BB tienen stacks cortos, con menos de 8 BB.

¿Qué haces?

Muchos jugadores piensan que es una buena situación para hacer push y llevarse las ciegas, pero esto es un error.

Empieza preguntándote con qué manos verías: irás por detrás de casi todas. Mucha gente te dirá que presionar a los stacks cortos es importante (lo que no es del todo falso), pero aquí la clave está en la agresividad… selectiva.

Presiona a los stacks cortos cuando tengas una buena mano. Quieres decidir cuándo vas a jugar y no que te obliguen a jugar situaciones complicadas.

Si intentabas robar y te pagan, con esa mano tan mala lo normal es que pierdas. No solo eso, es que en el futuro nadie respetará tus subidas. Eso es lo peor que te puede pasar: perder una gran parte de tus fichas, acabar con un stack corto y dando la imagen de ser un maníaco. Teniendo todo esto en cuenta, aquí lo mejor es abandonar.

No empieces a asumir grandes riesgos hasta que varios stacks cortos hayan quedado eliminados y estés entre los cuatro o cinco primeros. Cuando eres un stack medio (unas 15 BB), tener una imagen tight es muy importante. Si no, tus oponentes no se tomarán en serio tus subidas y muchas veces te empujarán a plantearte hacer all-in.

En una mesa final y con un stack medio, tener una imagen tight es muy importante.

Espera a tener una buena mano y ataca a los stacks corto y medio. Si por detrás tienes a un stack grande, y sabes que le gusta rerobar, puede que prefieras ir all-in directamente en lugar de hacer una subida estándar cuando lleves Ax o una pareja de mano. El que te resuban solo te obligará a tomar una decisión difícil.

Con un stack grande

Tener el stack más grande en una mesa final no es tan fácil como suena. Muchos jugadores creen que su trabajo es controlar la acción de la mesa y eliminar a los stacks cortos. Controlar la mesa significa crear presión con manos mediocres. Algo que aquí, es un error enorme. Tu mejor arma es tu stack: no lo regales haciendo jugadas atrevidas. Una vez más, el concepto clave es la agresividad selectiva.

No asumas riesgos innecesarios. Tú decides cuándo jugar y lo haces cuando tienes manos buenas. Lo último que necesitas es perder tu liderato y doblar a un stack corto gracias a una mano mal jugada.

EJEMPLO 2:

Stacks&Stats
UTG+1 15 BB
UTG+2 13BB
MP1 21 BB
MP2 23 BB
MP3 15 BB
CO 19 BB
BU 30 BB (Hero)
SB 12 BB
BB 25 BB

Preflop: Hero is Button with AQ
UTG raises to 4 BB, Hero???

¿Qué deberías hacer?

UTG ha subido con un stack grande en la BB, una señal de mucha fuerza. Si haces push, rara vez generarás fold equity. Con AQo serías el favorito para ganar (por muy poco), pero si vas all-in contra una pareja de mano, acabará siendo un cara o cruz. Además, el rango de tu oponente es demasiado fuerte y tus posibilidades de ganar el bote, muy escasas.

Abandonas, por duro que suene. Recuerda: tú decides cuando jugar y cuando lo haces, es para presionar a tus oponentes.

Ahora veamos qué pasa cuando hacemos un pequeño cambio en nuestra mano de ejemplo:

EJEMPLO 3:

Stacks&Stats
UTG+1 15 BB
UTG+2 13BB
MP1 21 BB
MP2 23 BB
MP3 15 BB
BU 30 BB (Hero)
SB 12 BB
BB 9 BB

Preflop: Hero is Button with AQ
MP3 raises to 3 BB, Hero???

La situación es similar, pero hemos cambiado algunos factores decisivos. La subida es desde MP3, de tan solo 3 BB y la BB es un stack corto. Esta subida a menudo será un robo de ciegas. Contra un rango así, vas muy por delante y además puedes generar bastante fold equity. Como su subida ha sido pequeña, tampoco va a tener una buenas odds para ver. Por lo general, cuando hagas unaresubida de al menos cinco veces la subida de tu oponente, podrás esperar generar bastante fold equity.

Los rerobos o las resubidas (normalmente all-in) con una mano de fuerza media (como A5s), son una opción cuando…

  • … la subida de tu oponente parezca un robo
  • … el stack de tu rival al comienzo de la mano era de unas cinco a siete veces el tamaño de su subida
  • … tu stack es claramente mayor que el de tu oponente
  • … tu mano tiene unas posibilidades decentes contra su rango de ver, lo que significa que no acabarás dominado demasiado a menudo (por ejemplo: AQ+, A2s+, 45s-KQs y 22+ contra un rango de ver de JJ+, AQs+ y AKo).

Tener un stack grande es importante. Es tu seguro para no caer eliminado por un monstruo. No hace falta decir que tampoco tienes que dejarte llevar con tus rerobos, pero sí son un arma muy eficaz para ganar torneos e intimidar a los rivales.

Con un stack corto

Tienes un stack corto cuando te quedan menos de diez ciegas grandes. No puedes permitirte esperar demasiado para actuar. Debes hacerlo pronto y tu objetivo tiene que ser robar las ciegas al menos una vez por ronda. Esto no significa que debas cometer el error de ir all-in con dos cartas cualesquiera, las rondas de la fase inicial son lo bastante largas para que puedas esperar a la situación adecuada para actuar.

Espera manos buenas y jugables, como Ax y KQ/KJ. Cuando tengas una, deberías ir all-in directamente. No tiene sentido juguetear con subidas de 3 BB. Jugarte preflop un tercio de tu stack, hará que acabes committed, así que lo mejor es empezar con el all-in.

Al hacerlo, muchas veces lograrás que manos mejores (como las parejas de mano) abandonen y te podrás llevar las ciegas. Si te pagan, normalmente será un cara o cruz o irás (algo) por detrás. Por lo general, estas jugadas solo deberías hacerlas cuando todos los anteriores a ti han abandonado. Si alguien ha limpeado, tendrás que tener cuidado, y si alguien ha subido, necesitarás una mano buena.

Resumen de la fase inicial de una mesa final

Aquí tienes una lista de los aspectos más importantes que deberás recordar en la fase inicial de la mesa final. Con un stack grande o medio deberías subir/rerobar, con uno corto lo mejor es que vayas all-in.

  • Tus cartas: presta atención a los rangos de ver. 78s suele ser mejor que A3o, ya que es menos probable que la dominen
  • Tu posición: ¿cuántos jugadores, por detrás de ti, podrían tener un monstruo?
  • Tu imagen: si acabas de subir dos manos seguidas, abandonar A8o debería ser una obviedad
  • El tamaño de los stacks de las ciegas: ataca a los stacks medios y cortos, son a los que puedes hacer daño
  • El estilo de juego de las ciegas: intenta atacar a los oponentes pasivos o tight

Recuerda: nunca dejes de prestar atención a estos aspectos, da igual lo grandes o pequeños que sean los stacks.

De cuatro a seis jugadores (shorthanded)

Con un stack medio

Con un stack medio y un máximo de cinco oponentes, es hora de empezar a pensar en jugar para ganar. Sin embargo, un único error puede hacer que acabes eliminado en un instante. Tu posición es el aspecto más importante al que debes prestar atención.

Cuando juegues una mano, tu objetivo es tener posición sobre los stacks cortos. Quieres enfrentarte a ellos y evitar confrontaciones con los grandes. Los cortos no pueden eliminarte del torneo, los grandes, sí.

Veamos un ejemplo:

EJEMPLO 4:

En la mesa hay cinco jugadores. Las ciegas están en 500/1000 y el ante son 100. Estás en la SB con 28k en fichas y A3o. El líder en fichas está en la BB con 74k. Todos abandonan hasta ti.

En una partida normal de cash, lo mejor sería subir, pero no estamos en una partida de cash: es una mesa final. No puedes hacer jugadas estándar, tienes que pensar estratégicamente. Veamos tus opciones:

  • Subir: arriesgado. No sabrás dónde estás con tu mano (a menos que el flop sea algo como AA3). No sabrás qué hacer si ligas un As, apuestas y te hacen all-in. Es una situaciónway ahead / way behind de libro. Si no ligas a la perfección y la BB es un buen jugador, estarás poniendo en peligro tus fichas
  • Abandonar: es la jugada más fácil para evitar la confrontación, pero seamos sinceros: es una jugada débil. Tienes una mano jugable, hacer jugadas débiles no es una señal de habilidad
  • Limpear: nos queda limpear, una jugada que se suele subestimar, pero la realidad es que tienes una mano demasiado débil como para subirle al líder en fichas y a la vez, demasiado débil para abandonar. Así que limpeas. Esto te mantiene en la mano y podrás ver qué pasa. Si en el flop ligas bien, apuesta. Si no, espera a ver qué hace la ciega grande y paga (según las pot odds) o abandona

Obviamente esta mano sería muy diferente si la BB solo tuviera 8k.

Entonces las cosas estarían muy claras: le haces all-in. Si no abandona y no lleva Ases, solo irás un poco por detrás, eso si no vas algo por delante.

Repetimos: cuando eres el stack medio de una mesa final con de cuatro a seis jugadores, deberás jugar con cautela contra los stacks grandes y agresivamente contra los cortos.

Con un stack grande

Pocos cambios para los stacks grandes. No hace falta que te arriesgues demasiado: las ciegas no son demasiado relevantes para un stack como el tuyo. Los que están bajo presión son los demás, e intentarán hacer algo con manos en absoluto ideales. El tiempo juega a tu favor: tú decides cuándo y a quién presionar.

No pagues ningún all-in con manos marginales. No esperes que alguien haga un all-in con 72o. Cuando se trata de all-in, eres tú el que debe hacer la jugada y obligar a los oponentes a tomar una decisión. También deberías procurar evitar los botes grandes. Llevarse los botes pequeños es una forma excelente de devorar los stacks de tus oponentes. Los botes grandes pueden costarte tu liderato y darles a tus oponentes espacio para respirar.

Veamos un ejemplo:

EJEMPLO 5:

Quedan cuatro jugadores, las ciegas están en 500/1.000 y el ante son 100. Eres el líder en fichas con 52k y estás en la BB. El BU va all-in con 11k. La SB abandona y tú llevas T8s.

El mayor error que podrías cometer sería ver este all-in. El BU puede estar intentando robarte con una mano marginal, pero tu mano no es muy fuerte y si pagas, probablemente irás por detrás. No quieres que se doble, así que antes de ir a por él, abandonas y espera a que te llegue una mano mejor.

Con manos buenas (como AJo u 88) sí deberías ver, incluso cuando no seas la BB. Estas situaciones +EV te ayudará a aumentar aún más tu liderato.

También deberías rerobar en las situaciones adecuadas. Por ejemplo: a veces podrás resubir a un stack medio o corto con una mano marginal, asumiendo que seas capaz de generar fold equity (subiendo de cinco a siete veces la subida original).

Si ves que todos te muestran respeto (deberían), no deberías subestimar el poder de tus subidas. Algunos oponentes abandonarán ante el líder en fichas todas las manos salvo QQ+ y AK.

Con un stack corto

Cuando tienes un stack corto, puedes aprovecharte de la estrategia de los stacks medios y grandes. Ellos esperan a tener una buena mano y presionarte. Si no actúas ahora, te comerán las ciegas. Es hora de empezar a ser más agresivo. Después de todo, ¿qué tienes que perder?

Sobrevives a duras penas y no hay forma de que ganes el torneo a menos que hagas algo. Esperar a que los demás se eliminen no te ayudará demasiado. En el cara a cara, para alcanzar al líder en fichas tendrías que doblarte unas diez veces seguidas, algo bastante improbable. Debes centrarte en robar las ciegas mientras tus oponentes esperan a que les llegue una mano buena.

EJEMPLO 6:

Quedan cuatro jugadores, las ciegas están en 500/1.000 y el ante son 100. Te quedan 13k fichas y eres el primero en actuar con QTs. ¿Qué haces?

La cosa está muy clara: push. Solo hay dos posibles resultados:

Todos abandonan y ganas las ciegas (2k en fichas). Si logras hacer esto varias veces más, volverás a estar en buena forma.

Si te pagan, y tu oponente muestra una pareja de mano baja estarás en un cara o cruz, suficiente. Estás corto de fichas y tienes que buscar estas situaciones.

Eso sí, siempre puedes tener mala suerte y estrellarte contra un monstruo como AA/KK/QQ. En cualquier otro caso, solo irás un poco por detrás o, con un poco de suerte, algo por delante. En definitiva: el push es la mejor jugada.

Procura atacar al oponente adecuado. El resto de stacks cortos se benefician cuando te paguen. Así que lo mejor es que los ataques a ellos. Si eres el único stack corto, ataca a los medios. Te saldrá mejor doblarte contra un stack medio que contra uno grande, ya que el medio pasará a ser corto, dejándole mucho más cerca de la eliminación y a ti, mucho más cerca de sobrevivir a otro rival.

No esperes una buena mano demasiado tiempo. Si quieres ganar, tienes que actuar. Nunca sabrás cuándo vas a recibir tu siguiente mano buena, pero sabes que tu fold equity se reduce cada vez que tiras una. Después de todo, si tu stack acaba siendo tan pequeño que tus oponentes te pueden pagar con dos cartas cualesquiera, casi será mejor que dejes de jugar.

Cómo jugar con tres jugadores

¿Por qué tenemos una sección sobre el juego con tres jugadores? A diferencia del juego shorthanded, aquí siempre vas a estar en la acción (¡solo quedáis tres jugadores!). O estás en las ciegas o eres el botón. Ya no habrá más respiros.

Con un stack medio

Cuando eres un stack medio, tu objetivo es lograr que el stack corto caiga eliminado (asumiendo que haya uno).

Esto no quiere decir que debas dormirte, tirar todas las manos y esperar a que el stack grande acabe con él. Deberías intentar evitar confrontaciones con el grande y no jugarte botes grandes si todavía hay un stack corto en la mesa.

Presiona al stack corto y recuerda nuestra palabra clave: agresión selectiva.

EJEMPLO 7:

Estás en el BU con K9o. El stack corto está en la SB y el grande en la BB. Veamos tus opciones:

  • Abandonar: no quieres jugar contra el stack grande, pero como ya hemos dicho, tampoco quieres quedarte dormido o mostrar debilidad. En este caso, abandonar sería demasiado débil
  • Subir: desde un punto de vista objetivo, esta sería la mejor opción: con tu mano irás por delante en muchas ocasiones. Eso sí, como el stack grande te siga el juego te vas a meter en un problema. Tras subir preflop te verás obligado a jugarte un bote grande: exactamente lo que estabas intentando evitar
  • Limpear: te mantendrás activo y con posición. Podrás llegar al flop y ver qué pasa. Si no ligas y la BB apuesta, podrás abandonar tu mano sin problemas. Si pasa hasta ti, podrás apostar más o menos la mitad del bote y ver si es suficiente para ganar. Si la BB se queda en la mano y no has mejorado, en el turn lo mejor será que pises el freno

Si hay un stack grande agresivo, ten mucho cuidado al limpear. Probablemente vea tu jugada desde BU como una muestra de debilidad y podría subirte con basura. En una situación así, lo mejor sería subir y en el flop intentar mantener el bote pequeño o llevártelo directamente.

Si pusiéramos al stack corto en la BB y al grande en la SB, todo cambiaría.

Subir para presionar a la BB sería obligatorio: si la SB se queda en la mano y la BB abandona, tendrás posición. Si la SB pasa, podrás apostar para ver dónde estás con tu mano. Si vuelve a pagarte, frena e intenta llegar con tu mano mediocre al showdown sin invertir demasiado.

Recuerda: en esta fase lo importante son las fichas y la posición. Cuando te enfrentes a un stack corto, tienes que usar ambas cosas en tu favor. Cuando tu stack esté entre las 10-14 BB, deberías ir all-in con las manos Ax y las parejas. No quieres que el stack grande te obligue a abandonar.

Con un stack grande

Cuando queden tan solo dos oponentes, deberías centrarte en conservar tu stack. Conservar el liderato en fichas para el cara a cara es una ventaja enorme. Te permitirá poner a tu oponente en un all-in para intentar ganar cuando quieras.

También deberías tener en cuenta que la estructura de premios suele aumentar enormemente por encima del tercer puesto. Tus oponentes a menudo harán exactamente lo contrario de lo que deberían hacer: empezarán a pensar en llegar al cara a cara y ganar el torneo, por lo que se volverán demasiado pasivos. Con un stack grande, podrás aprovecharte de esto y llevarte los botes que no estén dispuestos a jugar. Deberás tener cuidado cuando un oponente intente llevarse el bote con una apuesta grande, en especial si es de un stack medio. Dicho jugador preferiría esperar a que el stack pequeño quedase eliminado a tener que arriesgarse intentando quitarte algunas fichas, así que si te está desafiando, probablemente será porque tiene una mano.

Con un stack corto

A estas alturas ya solo puedes hacer una cosa: ser muy agresivo. El stack medio muchas veces estará esperando a que caigas eliminado, y el grande intentará conservar su liderato. Ninguno de ellos tiene razón alguna para pagarte un all-in con manos marginales. Podrás aprovecharte de esto cogiendo el ritmo y haciendo push con todas las manos marginales. Después de todo, no tienes mucho que perder y si esperas demasiado a que te llegue una mano buena, las ciegas te comerán: exactamente lo que esperan tus oponentes. En estas situaciones los dos stacks más grandes suelen unirse contra el corto (tú).

Por eso tienes que ser muy agresivo, pero recuerda: nunca pagues un all-in (a menos que tengas un monstruo). Tú eres el que presiona a los demás y les obliga a decidir si quieren ver un all-in con una mano marginal.

Cara a cara

Has llegado al heads-up, solo un oponente se interpone entre la victoria y tú. No quieres cometer errores y acabar segundo. En esta fase, deberás prestarle atención a dos cosas importantes: la primera (y más importante) es tu rival y la segunda, la distribución de fichas. Examinemos más a fondo estos dos factores y descubramos cómo aprovecharlos al máximo.

Tu oponente

Cuando estás en un heads-up, solo tienes un oponente. Entender cómo percibe tus acciones, qué cree que significan y cómo reacciona, es una gran ventaja. La clave está en meterse en su cabeza.

Éste es el aspecto psicológico más importante del juego cara a cara: tienes que entender a tu oponente y saber cómo usar esta información en su contra.

Si tu oponente es demasiado agresivo, deberías frenar y esperar al momento adecuado para pillarle en un bote grande, pero si es demasiado pasivo y tira muchas manos preflop, deberías acelerar y presionarlo. Hazle saber que no vas a dejarle esperar a que ligue en el flop antes de luchar por el bote.

Cuando estás en un heads-up, analizar el juego de forma objetiva es muy importante. También es la parte más dura. A veces, tendrás que reconocer que tu oponente es mejor que tú.

Esto no significa que debas darte por vencido. Usa esta información en tu favor. Si, por ejemplo, eres mejor que tu oponente y puedes superarle tras el flop, deberías intentar involucrarle en el máximo de botes posibles. Ganar estos botes pequeños irá contando en tu favor. Jugar small ball requiere tiempo, pero también es más seguro.

Intenta evitar los enfrentamientos importantes y devora el stack de tu oponente hasta que tengas unas diez veces tantas fichas como él, momento en el que las ciegas empezarán a devorarle por ti. Ahora puedes empezar a ponerle en all-in preflop y esperar a tener las cartas adecuadas si te paga. Si no te paga, las ciegas le seguirán devorando y tendrá que empezar a pagarte con manos cada vez más débiles.

Cuando juegues contra un rival mejor que tú, deberías hacer exactamente lo contrario. Intentar ganar a un buen rival como Phil Helmuth jugando small ball es una forma excelente de perder todas tus fichas. Juega a lo grande: haz push siempre que puedas. Phil declaró en una ocasión que jamás pagará un all-in con Reinas: así debes jugar contra él. Vas all-in, él dirá que lleva Reinas pero que esperará a tener una mano mejor. Entonces le muestras tu 76o y le dices que siga esperando.

Llevemos el ejemplo al extremo: tu madre va a jugar un heads-up contra Phil Ivey por un millón de dólares. Ambos jugadores empezarán con 10.000 fichas. El problema es que tu madre no sabe nada de poker, pero está muy animada y dispuesta a jugar. ¿Cómo puedes ayudarla a jugar un heads-up contra Phil Ivey?

Puedes decirla:

  • “Mamá, juega tus proyectos de forma directa, le gusta farolear”

o

  • “Intenta robarle las ciegas cuando creas que no tiene una buena mano”

o puede que

  • “Postflop intenta aprovecharte de tu posición. Haz algún check/raise cuando estés OOP para saber dónde estás”

Pero lo más probable es que tu madre se encoja de hombres y te diga: “Vale, cielo”.

La única estrategia que puedes enseñarla es el poker de grandes apuestas llevado al máximo. Tus instrucciones deberían ser algo así:

  • “Mamá, cada vez que no tengas un Dos o un Tres, haz all-in. Haz esto en todas las manos”

Esto le dará una posibilidad (muy pequeña) de ganar a Phil Ivey. Al ir all-in preflop, las habilidades postflop de tu rival carecen de importancia: ahora todo depende de que Phil Ivey vea con la mano adecuada.

Tamaños de los stacks

Cuando tengas una gran ventaja en fichas, normalmente podrás limitarte a jugar tus cartas y meterte en la cabeza de tu rival. Una vez te hayas hecho una idea de cómo juega, podrás ajustarte a él.

Si vas por detrás en fichas, deberás prestar atención a varias cosas: ¿cuánta ventaja te saca tu rival y qué tamaño tienen las ciegas? Estos dos factores influirán en tu juego. Veámoslo con los dos últimos ejemplos:

EJEMPLO 8:

Tienes 130k fichas, tu oponente 300k. Las ciegas están en 2.000/4.000, el ante son 500. Eres el BU con A3o. Una buena mano para un cara a cara. ¿Qué deberías hacer?

¡Subir! A diferencia de nuestro ejemplo en el juego shorthanded, aquí puedes jugar según el ChipEV. Si estás en la SB y pagan tu apuesta de continuación, podrás pasar en el turn y muchas veces llegarás con tu mano As alto hasta el river. A3o tiene una buena equity preflop, pero no es muy jugable. Por eso, con esta mano lo más habitual es subir. Si tu oponente abandona, perfecto. Según la equity, hasta podrías llegar a ir all-in, pero en este momento las ciegas son demasiado bajas como para que valga la pena.

EJEMPLO 9:

Crees que tu rival juega mejor que tú. Una vez más, tienes 130k fichas y tu rival 300. Sube a 16k y tú llevas ATo. ¿Qué deberías hacer?

El factor decisivo es el hecho de que parece ser un jugador mejor. Tú única opción real es ir all-in y decirle que todo depende de él. La única mano con la que estás totalmente por detrás, es AA. Tienes posibilidades de ganar hasta a KK.

Tu oponente abandonará a menudo ante tu all-in y tú te llevarás 16k fichas. Habitualmente tirará manos mejores como parejas de mano bajas, en especial cuando crea que es mejor que tú.

Conclusión

Este artículo te ha enseñado la necesidad de tener una estrategia para la mesa final y por qué no puedes jugar como lo haces en una partida de cash, o la fase inicial del torneo. Lee este artículo con atención y después vuelve a leerlo hasta que hayas entendido todos sus conceptos. No estás jugándote unos cacahuetes, en las mesas finales hay mucho dinero en juego.

Fuente: http://es.pokerstrategy.com/strategy/sng/145/1/

El Negro Miño

Hincha millonario. Caza tells. Me encantan los badbeats.