Tipos de jugador de poker (I)

En el póker, podemos clasificar al jugador, en cuatro tipos de jugador. Y dentro de cada tipo de jugador encontraremos alguna que otra variante como por ejemplo, el “maniaco” que es una variante que se encuentra en el tipo de jugador loose-agresivo.

Los jugadores de póker tienen un estilo natural a la hora de jugar, es decir, que juegan de un modo determinado. La mayoría perderá dinero con su estilo, puede ser debido a que juegan muchas manos o muy pocas, que jueguen las manos con agresividad o se muestren pasivos. Pero desde ya, los jugadores pueden aprender a jugar con un estilo que podrán llevar a sus espaldas, un estilo ganador.

Para aprender a jugar con eficacia, primero debemos corregir los errores, y para corregir los errores debemos identificar nuestro estilo de juego. Los cuatros tipos de jugadores son:

– Loose-pasivo
– Loose-agresivo
– Tight-pasivo
– Tight-agresivo

Loose-pasivo: el jugador que posee este estilo de juego va constantemente a muchas manos pre-flop y siempre llama a post-flop. Este estilo de jugador no intenta descartar cada mano, aprovecha e intenta participar en cuantas manos le sea posible y se mantiene firme hasta el final aunque no le quede posibilidad alguna de ganar.
En el loose-pasivo, los jugadores habitualmente son meros perdedores. Son esa clase de jugadores con los que es preciso sentarnos en una misma mesa para arrebatarle con buena ley sus fichas. El faroleo con este grupo de jugadores no es eficiente, puesto que ellos no saben cuando rendirse.

Si tu estilo es la de un jugador loose-pasivo, hay dos pasos a seguir para dejar de serlo: Primero, es jugar pocas manos, menos de lo habitual si sos un jugador asiduo y segundo, jugar las manos que creas conveniente, es decir, aquellas manos en las cuales estamos 100% de ser las ganadoras o al menos aquellas manos en las cuales tengamos buenas posibilidades de ganar. La más importante sin duda alguna, es lo que mencionamos a lo último, desde ya que no hay jugadores que ganen jugando de manera pasiva. Lo pasivo y el ganar son incompatibles en el mundo del póker.

Loose-agresivo: Esta clase de jugador va con mucha agresividad en muchas manos. Este jugador suele farolear a los rivales. Se los caracteriza como jugadores extremos y peligrosos y suelen perder a largo plazo. En la modalidad Texas Hold´em Sin Limite los jugadores loose-agresivo suelen aumentar su monto de fichas de manera inesperada y eficaz y pasan a ser los jugadores dominantes de la mesa.

El Negro Miño

Hincha millonario. Caza tells. Me encantan los badbeats.