Buy ins astronómicos y exclusividad, la última moda del poker

Parece que últimamente los torneos con un buy in monstruoso se están poniendo de moda. Estábamos acostumbrados a los Super High Rollers con buy in de 50.000$ o 100.000$, pero las partidas de cash de Macao y, sobre todo, el Big One for One Drop han reventado los cánones y han lavantado la veda para jugarse auténticas fortunas sin ningún tipo de escrúpulos.

El último en sumarse a esta nueva tendencia es un torneo que se disputará el 31 de agosto en el Starworld Casino de Macao, que tendrá un buy in de 256.000$ con opción a una recompra. Cuando se organiza un evento de estas características es porque hay demanda y en esta ocasión ha superado la oferta. Las 80 plazas ya están cubiertas y siguen llegando peticiones de inscripción.

Aproximadamente la mitad de los participantes serán jugadores locales, pero también hay pros de reconocido prestigio como Phil Ivey, Tom Dwan, Gus Hansen, Brian Rast, Erik Seidel, Joe Hachem, Nam LeIgor Kurganov, John Juanda, Johnny Chan, Sam Trickett, o Andrew Robl.

Tom Hall, CEO de Asian Logic y director de torneos del Asian Poker Tour ha comentado en twoplustwo.com que se espera que los jugadores realicen en torno a 20 recompras, por lo que el prize pool final se iría hasta los 25.600.000$. Si los cálculos son acertados, el vencedor se llevaría a casa 7.680.000$, el 30% del prize pool. Hall también ha comentado que el premio estaría muy cerca de lo que se lleva el ganador del Main Event de las WSOP® y que en vez de estar jugando durante 8 días, lo consigues en sólo 12 horas. Este año el primer premio del Main Event de las WSOP® es de 8.527.982$.

Por otro lado, nos hemos enterado a través de forbes.com de un interesante torneo que se ha jugado al otro lado del planeta. Warren Buffet, la cuarta fortuna del mundo con 52.000.000.000$, sólo por detrás de Carlos Slim, Bill Gates y Amancio Ortega, organizó un torneo privado para la élite empresarial. Se trataba del NetJets Poker Invitational y para participar era obligatorio tener acciones de la empresa NetJets por un valor de al menos 200.000$.

En total participaron 240 accionistas y generaron un prize pool de 500.000$. No es mucho dinero, pero al fin y al cabo es igual de exclusivo que el torneo de Macao. De hecho, el dinero es lo de menos para Warren Buffet y compañía. El evento se celebró el pasado mes de junio durante un fin de semana en el Wynn Casino de Las Vegas y contó con las actuaciones del cómico Jerry Seinfield.

Aparte de tener espectáculos cómicos incluidos en el programa, el evento contaba con cierta peculiaridad como el sistema de bounties. En cada mesa había un jugador cuya recompensa para quien le eliminase era de 5.000$. Entre los jugadores que tenían precio a su cabeza destacan el propio Warren Buffett, el CEO de NetJets Jordan Hansell o el jugador de la NBA Vince Carter.

Tras un fin de semana lleno de ocio, llegaron al heads up Jeff Corzine, hijo de un gobernador de New Jersey y Sue Decker, ex-presidenta de Yahoo y actual trabajadora de Berkshire Hathaway, empresa de la que Buffett es el máximo accionista. La victoria cayó del lado de Corzine que, además del primer premio, se llevó un vuelo de 10 horas en el lujoso avión Bombardier Global 5.000. Decker se llevó también un viaje alcastillo de Skibo en Escocia y un barril de whiskey Dalmore.

Así se las gastan los millonarios.

Roque Gutiérrez @RoqueGutierr
http://es.pokernews.com/noticias/2012/08/buy-ins-astron%C3%B3micos-exclusividad-ultima-moda-poker-7802.htm