El póker cobra auge entre los jóvenes que llenan los torneos de los casinos

El póker cobra auge entre los jóvenes que llenan los torneos de los casinos
Foto: Los torneos de póker en fines de semana se han puesto de moda entre los jóvenes de 18 a 25 años. EFE/Archivo

“El fenómeno del póker levanta pasiones entre los menores de 25 años”, ha indicado a Efe José María Paredes, director de Marketing y Comunicación del Casino Gran de Madrid, la sala de juego más antigua de la Comunidad que desde su creación, en 1981, cuenta con una escuela propia en la que se han formado ya unas 50 promociones de crupieres.

La crisis y la consiguiente bajada de las apuestas (que no de los visitantes) ha ralentizado la formación de crupieres de juegos de mesa (Ruletas Francesa y Americana, Black Jack y Punto y Banca) pero ha traído consigo una nueva clientela: los jóvenes que aprenden a jugar al póker en internet y lo practican habitualmente.

En el póker “on line” estos jóvenes jugadores suman puntos e incluso, pueden apostar dinero. Muchos se aficionan al juego de cartas y optan por acudir al casino y apuntarse en un torneo, por lo que se paga desde 50 euros hasta más de 1.500.

“El casino se ha vuelto intergeneracional”, ha comentado el responsable de Comunicación, según el cual los torneos de póker en fines de semana son una auténtica pasarela de chicos y chicas con ropa elegante, quizá porque a ellos les regalan 3.000 puntos extra si juegan la partida vestidos de smoking.

Al frente de las mesas de juego se sitúan crupieres de póker, a menudo tan jóvenes como los propios jugadores, sólo que en este caso la mayoría son desempleados y universitarios que reciben 200 horas de formación a cargo del personal de la empresa y cobran unos 50 euros por torneo.

También existen academias privadas de crupieres donde se paga alrededor de 3.700 euros por persona y curso, pero aquí los alumnos suelen marcharse a casinos del extranjero o trabajan en cruceros de vacaciones porque lo habitual es que la empresa sea la que forme a sus futuros empleados.

Un crupier de sala gana entre 1.200 y 1.800 euros mensuales, dependiendo de la categoría, y para optar a los cursos de formación para esta profesión no se requiere experiencia pero sí tener entre 18 y 25 años, el título de la ESO y buena presencia, aunque se valora mucho la agilidad en el cálculo mental y la destreza en las manos.

En el curso de formación de crupieres los profesores del casino Gran Madrid -profesionales de sala con un mínimo de 20 años de experiencia- enseñan a los alumnos a ser hábiles y atentos con los clientes, a tener empatía y retentiva y hasta a interpretar los gestos y emociones de los jugadores.

Según ha comentado a Efe José María Paredes “el trabajo de crupier es muy sacrificado, porque trabajas mientras los demás se divierten y porque requiere estar siempre muy atento, a veces muy a deshoras”.

En sus 31 años de historia, el casino de Torrelodones ha formado 50 promociones de crupieres, las últimas solo para mesas de póker los fines de semana que son las únicas plazas que se convocan ahora periódicamente debido a la afición por este juego, que dio lugar a la convocatoria de un centenar de torneos el año pasado, con una media de 20 mesas cada uno.

A pesar de la crisis, este casino mantiene la media de 500.000 visitantes al año de 140 nacionalidades diferentes, aproximadamente 150.000 de los cuales son menores de 25 años.

Unos 600 empleados directos y externos se encargan de las instalaciones del casino, 360 en la zona de mesas de juego y máquinas tragaperras y el resto en las áreas de ocio y restauración.

Como otros negocios, este también ha tenido pérdidas económicas y en los últimos cuatro años ha reducido sus ingresos un 45% lo que, según han comentado sus responsables, les obliga a “reinventarse, a modernizarse y a trabajar para mejorar”, máxime cuando la situación del Casino de Torrelodones podría empeorar con la eventual llegada a Madrid de Eurovegas.

Lejos de alarmarse, los empresarios del casino han acogido satisfactoriamente el posible desembarco en España del proyecto de ocio del inversor estadounidense Sheldon Adelson: “todo lo que represente crear empleo y riqueza en nuestra Comunidad es bienvenido para nosotros, pero exigimos trabajar en igualdad de condiciones que ellos”, han comentado.

Para el jefe de márketing del casino de Torrelodones, pagar al Estado el 45% de los ingresos en concepto de tasa de juego “lastra mucho” la actividad y por eso han reclamado que les apliquen a ellos las mismas exenciones fiscales y ventajas que supuestamente se aplicarían al proyecto Eurovegas en España, entre ellas el permiso para consumir tabaco en espacios públicos y cerrados.

 

Por Paloma San Segundo

 

http://www.que.es/ultimas-noticias/espana/201206101125-poker-cobra-auge-entre-jovenes-efe.html

El Negro Miño

Hincha millonario. Caza tells. Me encantan los badbeats.