Flops bajos y el dilema de las apuestas de continuación

Flops bajos

En el pensamiento de muchos jugadores de no limit hold’em está la idea de que aquel que haya subido antes del flop, luego será el que lleve la iniciativa postflop. Esta apuesta, que es conocida como apuesta de continuación (c-bet)puede traer todo tipo de lamentos al apostador inicial en caso de que salga un flop bajo y desordenado, ya que su rival sospechará que erró el flop. Veamos algunos ejemplos de estos casos.

Supongamos que estás jugando en una mesa cash con una entrada que va de u$s 300 a 500 con ciegas de u$s 2-5. Tu imagen es la de un jugador medio tirando a malo. Subes desde posición intermedia a u$s 20. No te estoy asignando el valor de tu mano ya que en este caso no interesa lo que tengas. Sólo importa qué es lo que tus rivales piensan que tienes. Las ciegas foldean y hay un jugador en posición tardía que te paga. El flop viene 5-3-2 rainbow (distintos palos). Es tu turno. ¿Cómo procedes?

El flop es un problema

La situación te pide a gritos hacer una apuesta de continuación, pero ¿cómo harás creer que con ese flop obtuviste algo? Con un flop con una carta alta puedes representar que tenías esa carta alta en tu mano. Sin embargo, en este caso no la hay y estarás rezando para que tu rival te ponga en un par mediano y no en dos cartas altas.

¿Cómo se ve si apuestas?

Si apuestas, prácticamente estás diciendo “sí, te estoy haciendo una apuesta de continuación, ¿qué vas a hacer al respecto?”. Muchos rivales te van a foldear, Dios los bendiga, porque son muy miedosos. El problema viene cuando te enfrentas a aquellos que no son miedosos y tienen muchísimas opciones para elegir, como pagar y ver si tienes las agallas para volver a apostar el turn. Pueden haber planeado pagarte plano en el flop (float) y subirte en el turn (o apostar si no hubieses apostado) para sacarte la mayor cantidad de dinero posible de la apuesta de continuación que te viste obligado hacer. Ante algunos rivales probablemente tengas que checkear en el turn y foldear ante cualquier apuesta que te hagan. Si quieres perder tu buena imagen y regalar fichas dedícate a jugar de esa manera y lo lograrás.

¿Cómo se vería si haces check?

Si apostar en el flop y luego pasar en el turn se ve débil, más débil aún será si pasas en el flopEn el mejor de los casos tu rival se verá igual de débil que ti y también va a pasar. En caso de que eso ocurra deberás empujar un poco en el turn y vas a tener la oportunidad de decir “bueno, si él no hace nada para ganar este pozo, supongo que me lo voy a llevar yo con mi A high”.

Alternativamente, si una carta entre el 10 y el A viniera, de seguro vas a apostar como si te perteneciera. Vas a poder decir “sí, estaba perdido preflop, pero ahora como me dejaste ver una carta gratis en el turn, tuve suerte de ligar”. Por supuesto que no existe ninguna garantía de que tu oponente también haga check en el flop; podría apostar en el caso de que tú pases. Aunque si pasa en el flop, podrá obtener una buena carta en el turn (o bien pensar que vos estás mintiendo) y en ese caso te va a atacar en el turn y se va a llevar el pozo. Problemas. Problemas feos.

Si tu oponente es un gran jugador

Si tu oponente es un buen jugador, tu check en el flop va a hacer que intente hacerte un bluff. Si lo hace, hazle un check/raise mostrándole que tienes una mano mejor (algo como un par premium) y lo atrapaste en su movida.

Es cierto que esta movida requiere ciertos factores. Foldear es más seguro. A pesar de ello, la ventaja que tendrá ese movimiento será que vas a mantener tu imagen de impredecible. Vas a mostrar que eres capaz de hacer un check/raise cuando la situación lo requiera. Esto no sólo te va a dar una imagen de acción ahora sino que, más adelante, te va a dar una carta gratis en otra mano cuando haya una apuesta de continuación en un flop basura.

Piensa a qué le tienes miedo

En esta circunstancia, lo que más te preocupa es el hecho de que tu rival haya conectado con el flop. Bueno, ¿sabés qué? ¡Eso es lo que le preocupa a él también! En un flop que no parece ser muy peligroso, tu apuesta de continuación o check/raise van a mandar la señal de que justo ahora tienes la mano que más miedo les da a todos: ¡un par alto! Recuerda que dos tercios de las veces tus oponentes no van a formar ni un par en el flop. También es bueno que sepas que cada vez que haya un flop con cartas bajas, el par que pueda haber formado tu oponente va a ser uno bajo. Imaginemos que te pagan con A-5 y vino un 5 en el flop, o sea top pair y top kicker. Es una mano débil. Cualquier carta mediana o alta, excepto el A, que salga en el turn va hacer que baje un cambio. Si asumimos que tiene dos cartas altas y ninguna de ellas es el as, no va a poder pagar porque su mano ya no es favorita ni siquiera contra el peor as.

A veces hacs lo que se espera que hagas

Sean o no débiles las cartas comunitarias, siempre se espera que hagas una apuesta de continuación, por más expuesto y vulnerable que te sientas. ¿Pero por qué debemos hacerla? ¡Porque tu oponente también se siente expuesto y vulnerable! Incluso si tu adversario siente que lo

vas a robar, va a necesitar una mano razonablemente buena para poder detenerte. Seguramente no la tenga ni va a tener ganas de luchar por el pozo. Pero surge una duda: ¿cómo echar a tu adversario sin presionarlo? ¡Apuesta! Auesta y dale la opción de foldear.

Un raise preflop y su delicada danza

En la mayoría de los casos, queremos ser el agresor. En la mayoría de los casos queremos ser el que hace raise preflop. Esto significa que muchas, muchas veces vamos a tener que lidiar con un flop bajo y con el dilema de las apuestas de continuación. En pos de no caer en la previsibilidad y jugar siempre de la misma manera, siempre tenemos que tratar de tomar la iniciativa. ¿Por qué? Por dos motivos:

  1. Es difícil formar una mano. El hecho de que no la hayamos formado no significa que nuestro rival sí la haya conseguido.
  2. Los oponentes no van a foldear salvo que apostemos. Si ellos lo hacen no sólo ganaremos fichas, sino también una imagen más sólida.

Piensa en todo esto la próxima vez que te enfrentes a un flop bajo y a una apuesta de continuación. Recuerda que aunque hayas errado el flop no significa que vayas a errar el disparo.

 autor: John Vorhaus

El Negro Miño

Hincha millonario. Caza tells. Me encantan los badbeats.