Phil Ivey se defendió de las acusaciones del Borgata

La superestrella del poker Phil Ivey contrademandó al Borgata Casino de Nueva Jersey alegando que la demanda de U$S 9.6 millones en su contra es frívola y que el casino destruyó de manera negligente y fraudulenta, la evidencia que el jugador estadounidense necesitaría para poder elaborar su defensa.

La demanda del Borgata fue que Ivey junto con el chino Cheung Yin Sun usaron defectos de manufactura de las cartas para darse una ventaja sobre el casino. Una vez que Sun identificaba una carta de valor alto defectuosa, pedían al dealer la rotara para que cuando apareciera de nuevo Ivey apostara cantidades más altas.

“No está en mi naturaleza hacer trampa y nunca haría algo para poner en riesgo mi reputación”, declaró Ivey en un caso similar que tiene con el Crockfords Casino.