Términos prácticos para desenvolverse en blackjack

En el caso de aquellos que comienzan a participar en mesas de casino online de blackjack, hay una serie de términos que habitualmente salen a colación durante el curso del juego y conviene tener presentes. Esta terminología es, en buena parte, extensiva a muchos juegos de casino online a menudo también verá su equivalente en inglés, así que le resultarán muy útiles cuando se siente en otras mesas.

Así, por ejemplo, un jugador “pide” cuando solicita a la banca, en este caso al crupier, que le reparta una carta. Un jugador también puede “plantarse” quedándose con las cartas que tiene y rechazando otras nuevas. Asimismo, cuando la jugada que tiene en sus manos supera los 21 puntos, lo que ha hecho el jugador es “pasarse”, es decir, ha perdido al haber superado con la suma de sus cartas el tope que marca este juego.

En cuanto a la apuesta se refiere, el jugador puede ####’http://cheap-cialiss.com/’ title=’cheap cialis online’>cheap cialis online

decidir “doblarla”, es decir, su jugada es buena y con garantías de éxito como para multiplicar por dos el dinero que ha puesto en juego.

En los casos en los que la banca y el jugador obtienen la misma puntuación de blackjack, se considera “empate”. Y aquí, y como norma general antes de empezar a participar en cualquier juego, conviene revisar las normas de la casa al respecto, ya que hay modalidades que dejan el juego en tablas, otras favorecen al jugador y otras a la banca.

El blackjack consiste en reunir 21 puntos con las cartas. Para conseguir el denominado “blackjack natural” el jugador tiene que reunir una suma de 21 puntos con el reparto de las dos primeras cartas, es decir, necesita un as (con valor de 11 puntos) y una figura (que podría tratarse de la J, la Q o la K, que valen diez puntos).

M. López