Absolute Poker en el infierno

Absolute Poker tiene una historia de un éxito rápido y largo en el póker en línea, pero todo cambió cuando el Congreso de los Estados Unidos puso nuevas reglas del juego.

La historia del ascenso y caída de Absolute Poker demuestra lo duro que es estar en el mundo de los juegos en línea. Absolute Poker fue una creación de 4 estudiantes universitarios y se fundó a comienzos del boom del póker en Internet. Los estudiantes eran compañeros de clases que jugaban al póker entre sí y luego decidieron establecer su propio negocio de póker en línea.

Los 4 amigos eran Scott Tom y Garin Gustafson (los expertos en el póker) y Shane Blackford y Oscar Hilt Tatum IV (los que tenían dinero y contacto con los inversionistas). Repartiendo las responsabilidades entre ellos, pusieron en funcionamiento la empresa con un total de 21 millones de dólares. Desafortunadamente, cuando a la empresa le estaba yendo muy bien, en el año 2006, el Congreso de los Estados Unidos determinó que el póker sería ilegal y éste fue el comienzo de los problemas de Absolute.
Mientras que otras empresas de póker pudieron salir de los Estados Unidos y encontrar clientes en otros lugares, Absolute Poker publicó un comunicado de prensa en el que expresó que seguiría otorgando sus servicios a los jugadores de Estados Unidos.

En el intertanto, Absolute Poker fue creciendo. Había directores que, a su vez, eran accionistas y éstos estaban muy preocupados por sus inversiones en el póker en línea.
Los accionistas querían protegerse de la ilegalidad del póker en línea, pero querían seguir obteniendo sus utilidades. Los fundadores, que en este momento eran dueños de un 20% del negocio, intentaron llevar a cabo lo anterior. 

En primer lugar, se vendió el negocio de póker en 1 millón de dólares: lo adquirió Tokwiro Enterprises, cuyo dueño es Joseph Tokwiro Norton, anterior director del Consejo de Mohawk de Kahnawake en Canadá. Este respetado personaje en el mundo de las apuestas pudo representar los intereses del grupo y se aseguró de que lo escucharan, pero la relación se deterioró cuando salieron a la luz los escándalos del 2007 y 2008.

Después de que la empresa fue acusada de fraude y de realizarse un intento de tratar de descubrir adónde estaban yendo las utilidades de este imperio, aumentaron las solicitudes de información por parte de los accionistas, dado que la confianza al interior y al exterior de la empresa había colapsado. En abril de 2011, parecía que Absolute tenía posibilidades de repuntar. Se hicieron planes para cambiar la infraestructura europea de la empresa y reconstruirse. En ese preciso momento, vino el desastre y el gobierno de los Estados Unidos hizo una redada en el póker en línea.

Absolute Poker, junto a su competencia – Full Tilt Poker y Poker Stars – se clausuraron en el mercado de los Estados Unidos. Las cuentas bancarias se congelaron y Scott Tom ha sido acusado de varios delitos. Los otros tres fundadores viven fuera de los Estados Unidos con la inseguridad de entrar en ese país por el riesgo de arresto. El gobierno de los Estados Unidos ha dado un ejemplo con el caso de Absolute Poker y el mensaje ha sido escuchado con atención en esa industria.

Fuente: http://www.swisspoker.es/absolute-poker-en-el-infie.php

Deja un comentario