Cómo jugar parejas de mano en Poker Texas Hold’em

Recibes tus cartas de mano jugando al Poker Texas Holdem y descubres que tienes una pareja pequeña o mediana. ¡Genial! ¿O no lo es? En realidad, ¿cómo es de fuerte tu pareja?.

Toma como ejemplo una mano inicial con una pareja de ochos. La reacción según cada jugador al recibir esta pareja puede ir desde felicidad a impasividad. Pero si lo miras fijamente y con claridad, esto no es tan bueno a fin de cuentas.

Estadisticamente, en el Poker Texas Holdem, una pareja o mano superior gana el 55% de las veces. Una carta alta es suficiente para ganar en el 45% de las ocasiones. Tu pareja de ochos, si no la mejoras consiguiendo un set (trí­o con 2 cartas de mano y una de la mesa) en el flop, el turn o el river, solo vencerá a una carta alta o a una pareja inferior.

La desventaja de tener 88 de mano es que la única carta que puede ayudarte a mejorar tu jugada es otro ocho mientras que tus adversarios pueden perfectamente tener dos cartas superiores, de las cuales una o ambas pueden ser emparejadas con las de la mesa en el flop. Además, ellos pueden tener un proyecto de escalera o de color mientras que tú con tu pareja no puedes tenerlo.

¿Entonces que puedes hacer cuando tengas que jugar parejas de mano?, ¿y cual es la mejor forma de obtener ventaja sobre los demás con esa pareja?

Estrategia
Hay dos estrategias diferentes que puedes usar con una pareja de mano media como esta. La primera es subir el bote si nadie lo ha hecho antes e intentar forzar a dejar la mano a la mayorí­a de tus adversarios. Cuantos menos adversarios tengas cuando veas el flop mejor será y si consigues hacer foldear a todos los jugadores excepto a uno tendrás grandes posibilidades de llevarte el bote.

Esta estrategia solo se debe usar cuando estás en últimas posiciones, si haces una subida estando en primeras posiciones y te hacen una re-subida o te salen dos o tres “clientes” que ven tu subida, tendrás un gran problema y tu pareja mediana lo tendrá muy difí­cil para ganar la mano.

La segunda estrategia es aceptada para la mayorí­a de ocasiones y es la mejor forma de jugar parejas de mano que son medianas o de bajo valor. Lo único que tienes que hacer es jugar débil (por ejemplo simplemente viendo las ciegas sin hacer subidas) y esperar a ver si hay suerte y consigues un set en el flop.

Un trí­o de ochos es ya una mano bastante fuerte y te permitirá hacer “slow play” si las circunstancias son las adecuadas. Lo mejor de esta mano es que como has disimulado al hacer slow play, tus adversarios será muy raro que imaginen que tienes un trí­o y sigues teniendo la posibilidad de que salga una pareja en la mesa con lo cual tendrí­as un impresionante full house.

Así­ que el mensaje es que juegues cuidadosamente con tus parejas de mano. Recuerda que cuanto más inferior es la pareja es inferior también las posibilidades de ganar por lo que siempre tienes que estar dispuesto si es necesario a foldear tu pareja de mano.

Fuente: http://www.nosolopoker.com

Pato Siksnys

Periodista. Racinguista. Papá ante todo. Apasionado por el póker.