En busca de un nuevo hogar: Jugadores eligen Costa Rica para mudarse

El Viernes Negro será recordado como el día en el que la vida de muchos jugadores de poker cambió para siempre. No necesito recordarles los desafíos que muchos jugadores enfrentaron inmediatamente después del episodio y que siguen enfrentando, pero ahora que los jugadores han visto lo que la vida post-WSOP tiene para ofrecer, ha habido un éxodo de jugadores de poker online de Estados Unidos.

Jugadores como Phil Galfond, Olivier Busquet y Kevin MacPhee ya han establecido sus nuevas residencias y están otra vez jugando desde la comodidad de sus hogares. Jon Aguiar escribió en Twitter el martes que está cerca de hacer lo mismo en México y Shane Schleger parece estar en el mismo barco según su más reciente blog. Es una tendencia que podría convertirse en algo común hasta que la legislación cambie, y una compañía está buscando simplificarle la vida de aquellos que desean mudarse.

Cuando el poker online comenzó a explotar, PocketFives se convirtió en el lugar para los jugadores de internet. El sitio ofreció foros para los miembros, rankings de jugadores online y artículos de estrategia que encajaban con una nueva camada de jugadores. Con el 10 por ciento de sus usuarios desapareciendo luego del Viernes Negro, decidieron adaptarse y crear el servicio “Refugiados del Poker”, el cual asiste a los jugadores que desean mudarse a otro país para recuperar la posibilidad de jugar online.

“Fue un miembro el que le trajo la idea a Adam [Small, uno de los co-dueños de Pocket Fives] y Adam conocía a Kristin Wilson, quien es un agente inmobiliario en Costa Rica”, dijo Cal Spears, co-fundador del sitio. “Vimos gente que hablaba sobre ello en los foros y nos dimos cuenta que hay un gran mercado de jugadores profesionales de poker que ya no tenían donde jugar. No es un proceso fácil, pero ella tiene mucha experiencia al respecto y les ofrece una manera fácil de reacomodarse”.

El servicio actualmente ofrece asistencia para mudarse a tres países: Costa Rica, Panamá y Canadá. Ellos te conectan con un agente inmobiliario en el área, te ayudan a hacer los planes para tu viaje y coordinan la mudanza. Encontrar un banco y un contador y conectarte con otros jugadores que se hayan mudado recientemente también son algunas de las prioridades en el proceso.

Los jugadores de Estados Unidos pueden entrar a cualquiera de esos tres países sólo con sus pasaportes, pero necesitan estar al tanto de ciertas limitaciones en cada país. Por ejemplo, en Costa Rica, un ciudadano americano puede permanecer durante 90 días con visa de turista y luego renovar la visa cada tres meses dejando el país por 72 horas.

Obviamente, el servicio no es gratis. Cuesta $1000 ($750 por persona si quieres vivir con un compañero o $1500 para una familia complete), pero una vez que se pagó la cifra, el servicio te asiste con todos los preparativos.

“Habiendo vivido en Costa Rica varios años desde 2002, tengo muchos amigos, clientes y contactos”, dijo Wilson, nacida en Miami y ahora residente de Costa Rica. “Todo se puede hacer desde afuera. Si la gente no está segura, pueden hablar conmigo y asegurarse de querer mudarse, asegurarse si es posible. Cuando se bajen del avión, puedo mudarlos de inmediato a su hogar o apartamento. Ellos ya habrá elegido la propiedad en la que quieren vivir y comprendido todos los requerimientos que se necesitan para sus cuentas bancarias, por lo que llegan aquí y ahorran tanto tiempo y dinero como es posible”.

Wilson además ha establecido una red de contactos en los otros dos países donde el servicio funciona actualmente para asegurarse que la transición sea más fácil.

“Si tenemos éxito, definitivamente seguiremos expandiendo la oferta a otros lugares”, dijo Spears. “Si un usuario realmente quiere mudarse a otro lugar, trataremos de solucionarlo”.

Spears estima que cientos de jugadores de poker ya se han mudado y que muchos más están evaluando las opciones.

“Queríamos lanzarnos lo más cerca posible de la WSOP”, dijo Spears. “Pensábamos que habrían muchos muchachos esperando y preguntándose, ‘¿Qué hago ahora? Soy un jugador de poker profesional, ¿Quiero empezar en el circuito en vivo o prefiero irme a otro lado, establecerme y jugar otra vez online?'”.

Los dos estimaron que una vez que la mudanza se concreta, los jugadores podrán empezar a jugar online en una o dos semanas. La parte más difícil, según Wilson, es obtener una cuenta bancaria.

“Los bancos son bastante estrictos”, dijo ella. “No puedo garantizar que podrán abrir una cuenta en un banco específico. Si traen todos los requisitos estarán bien, pero no es como en Estados Unidos, donde puedes hacer todo con tu licencia de conducir. Aquí debes responder preguntas, puede complicarse. Los bancos deben asegurarse que no estás lavando dinero”.

Mudarse puede que no sea lo ideal para todos los jugadores, pero hasta que cambie la legislación, quizás sea una de las pocas opciones para muchos jugadores que han pasado los últimos años jugando online día a día.

 

Fuente: http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1358611&s=pok&type=column