Entrevista a Daniel Negreanu

Uno de los profesionales más carismáticos y talentosos del póquer, Daniel Negreanu, fueentrevistado por Dan Katz para PokerSourceOnline.

A través de un cuestionario que lo trata a un nivel más personal que en relación con el juego, Kid Poker cuenta qué le dio el póquer, a qué se hubiera dedicado de no ser un profesional, el mejor y el peor momento de su carrera, y hasta qué le molesta que le pregunten.

¿Cómo ha cambiado tu vida el póquer?

Me dio la libertad financiera de hacer lo que desee. Además, al ser mi propio jefe, no tengo que responderle a nadie. Siempre odié tener un jefe. Y, gracias al estatus de celebridad que da el póquer, también me dio la oportunidad de conocer a muchas personas geniales que crecí mirando, como atletas, actores, y gente de ese tipo.

(En este momento el sistema de navegación GPS de su coche le indica el próximo giro)

Y te permite tener algo como esto en tu coche

¡Exacto! (Risas)

¿Cuál ha sido tu derroche más grande desde que eres profesional?

No soy de gastar mucho en cosas lujosas, pero creo que la más cara es este choche en el que estamos ahora, un Lexus SC 430 convertible.

¿Cómo te ganarías la vida si no fueras un jugador de póquer?

En primer lugar, creo que habría sido bueno en cualquier cosa que hiciera, porque si puedes serlo en el póquer, entonces puedes serlo en cualquier cosa. Pero creo que hubiera sido en algo relacionado con la industria del cine, como actor, o guionista.

Tuviste una breve aparición en el programa Tilt, de ESPN. ¿Te has involucrado en algo más?

No. No es algo que esté buscando. Es algo que hice cuando era más joven. Ya a los 13 años actuaba, pero me alejé de eso cuando comencé a jugar póquer. En un crucero, hace un tiempo, hice un poco de comedia para un gran grupo de jugadores de póquer, y salió muy, muy bien. Probablemente fue el momento más emocionante de mi vida.

¿Cuál es la peor parte de ser reconocido?

Los ebrios. Soy divertido la mayor parte del tiempo, pero la gente ebria es descuidada, y sienten que como te conocen, tú eres su mejor amigo. A menudo no paran de hablar, ni te dejan en paz.

¿Cuál fue el punto más alto de tu carrera, y cuál el más bajo?

El más alto fue a finales de 2004. Fui el Jugador del Año uno 364 días. Llegando al último torneo, otro jugador me pasó, y quedé como número dos. Entonces tenía que terminar 9º o mejor en el último evento, que tenía 376 jugadores. No sólo lo conseguí, sino que lo hice con el mayor liderato en fichas de la historia del World Poker Tour. Gané el evento y $1,8 millones. Eso me puso en la cima de la tabla de más dinero ganado en el WPT, y me hizoJugador del Año. Me encanta cuando hay mucha presión, y ese fue definitivamente mi punto más alto. Cerró un año fantástico para mí.

El punto más bajo… tendría que ser el año 2000. Me aburrí con el juego. Creo que estaba quemado. No tenía interés en jugar, hice el tonto durante un tiempo. Gasté dinero, y no gané nada.

¿Cuál es tu sitio favorito para estar cuando no juegas póquer?

En casa. La gente me pregunta sobre mi lugar favorito para vacacionar… es mi sofá. Porque viajo mucho, y porque en casa tengo todo lo que necesito… Tengo mi TiVo, mi ordenador, la piscina; me gusta descansar en casa. Me gusta cuando estoy en ella.

¿Cuál es el logro del que estás más orgulloso, y no se relaciona con el póquer?

Definitivamente cuando actué para casi mil personas. Ensayé unos 45 minutos. Ni siquiera tenía nada escrito; fue todo espontáneo. La adrenalina que fluye por tu cuerpo en una situación como esa es difícil de medir. La gente se reía como loca, y decía “¡Te has equivocado de profesión!” Fue una sensación muy buena. Estaba bajo mucha presión, y me llenó de orgullo el hecho de poder salir bien parado.

¿Quién haría tu papel en La Historia de Daniel Negreanu?

Bueno, la primera opción obvia es Edward Norton, y la segunda sería Matt Damon. Me cae bien Matt, es un gran tío y muy buen actor. Pero creo que la elección obvia sería Edward Norton.

¿Cuál es la pregunta que menos te gusta que te hagan en una entrevista?

Generalmente, aquella donde alguien quiere saber si alguna vez tuve una escalera real. Demuestra que no saben nada. Es una pregunta tonta, estúpida.

¡Espera, espera! Ésta es otra: “¿Cuál es la mejor mano que has ganado?” ¿Qué quieres decir con cuál es la mejor mano que he ganado? Es estúpido.

 

Fuente: http://www.poker-red.com