Estrategia de torneos multimesa: La Mesa Final

Desde la primera mano del torneo tu objetivo debe ser llegar a la mesa final y tras muchas horas de juego lo has conseguido. Los cambios de estrategia en la mesa final son crí­ticos, un mal movimiento y te verás fuera del torneo, y habrás desperdiciado todo el esfuerzo que has pasado hasta ahora y lo que es peor, tiempo y dinero. En este artí­culo profundizaremos en la estrategia que nos permita quedarnos en la mejor posición posible y cobrar lo máximo posible.

Comenzaremos observando a nuestros oponentes, los objetivos que tengan y sus stacks son la clave para nuestra estrategia. A continuación analizaremos nuestro stack y como este influye en nuestra selección de manos y forma de juego. Finalmente nos centraremos en la estructura de premios y el juego en el heads-up (Uno contra uno).

El tamaño de los stacks
Lo primero que debes hacer es observar las fichas del resto de los jugadores. La presencia de uno o mas micro-stacks (en relación con el tama? de las ciegas) es muy significativo.

La razón es que los jugadores con tan pocas fichas afectarán al juego del resto de la mesa, especialmente si tienen entre 8 y 15 ciegas grandes. La mayorí§ia de jugadores deciden correctamente esperar que se eliminen estos micro-stacks o que vayan subiendo las ciegas y antes para que se vayan quedando sin fichas antes de correr el riesgo de enfrentarse a ellos con unas cartas no muy seguras y doblarlos en fichas y que nos quiten una parte de nuestro stack.

Los grandes stacks también deben hacerse notar resubiendo muchas manos, por lo que debemos tener en cuenta si tenemos a nuestra derecha a alguno de ellos que nos resubirán muchas veces y si los tenemos a la izquierda que nos será difí­cil robar ciegas.

Si tenemos en la mesa algun gran stack que resube en todas las manos pero no nos está presionando a nosotros lo podemos utilizar para volvernos más conservadores, especialmente si hay jugadores que se están enfrentando a el. De modo que se vayan eliminando entre ellos y mantenernos nosotros al margen.

Ajustando la estrategia
Para ajustar tu estrategia debes preguntarte, ¿de dónde puedo conseguir fichas?. La respuesta te la proporcionará el stack de tus rivales y su posición respecto a ti. Robar ciegas y antes será más facil si localizas como objetivo a stacks medios, especialmente si hay varios micro-stacks en la mesa ya que los stacks medios no querran problemas hasta que no se eliminen los “shortstacks” para tener asegurada una buena posición.

La flexibilidad con la que puedes jugar en la mesa final dependerá de tu stack respecto a las ciegas grandes. Con menos de 10 ciegas grandes tienes restringidos tus movimientos uno solo, hacer all-in. La fuerza de la mano te vendrá definida por el tamaño de los stacks que te pueden ver la apuesta y sus objetivos (si quieren conseguir más fichas o si están esperando que se eliminen otros jugadores para cobrar más).

Si eres tú el que tiene un gran stack debes ser quien amenaze a los adversarios con la eliminación ya que tienes más fichas que ellos y puedes presionarlos. De esta forma te aprovecharás de los jugadores conservadores.

El juego shorthanded
El juego shorthanded, es decir, cuando se han ido 3 o 4 adversarios de la mesa final y solo quedan 6 o menos, requiere de nuevo un ajuste en la forma de juego. El criterio para jugar manos en estas situaciones es más amplio, las parejas y los ases vuelven a tomar relevancia. De todas formas debes ir con una mano muy soólida si te hacen una resubida y aprovecharte de los jugadores que no han ajustado su selección de manos iniciales y por lo tanto están planteando mal esta fase del torneo.

El juego heads-up
El heads-up es muy importante en un torneo multimesa puesto que la diferencia del permio del primer al segundo puesto suele ser bastante grande. La fuerza relativa de las manos cambia muchí­simo y lo que más importancia toma es la posición. La posición de la ciega pequeí?a (button) es la que más ventaja tiene.

Al principio de la fase de heads-up debes tentar a tu adversario para determinar su estrategia o tipo de juego y así­ adaptarte a sus debilidades. Si tu adversario es muy tight debes evitar enfrentarte a su all-in, es preferible ir quitándole las fichas poco a poco. Otra posibilidad es si te encuentras con un jugador que es más hábil que tú, contra-restar su habilidad haciendo all-in en muchas manos para anular esa ventaja.

Resumiendo, la estrategia en la parte final de un torneo se basa en el conocimiento de los rivales, y de la capacidad que tengas para ajustar tu estrategia a su stack. Tu stack determinará el número de manos que debes jugar y como las jugarás aunque el factor clave es descifrar como tus adversarios tratan de jugar. El éxito en la mesa final implica ajustarte al juego short-handed y heads-up, asegurándote de aplicar el criterio de selección de manos para cada una de las fases de la mesa final según la situación (posición, stack propio y de los rivales).

Fuente: http://www.nosolopoker.com

Pato Siksnys

Periodista. Racinguista. Papá ante todo. Apasionado por el póker.