Ivey frente a la denuncia de Crocksfords Casino

Phil Ivey apelaría contra la sentencia de culpabilidad el 10 de diciembre.

El hecho en cuestión sucedió en agosto 2012, cuando Crocsfords Casino se negó a premiar al jugador profesional con £7.8 millones tras acusarlo de haber hecho trampa. En 2013, la Corte Suprema se mostró a favor de la sentencia, ya que el método de edge sorting (variaciones en el patrón del dorso de las cartas) es considerado un delito.

Por otro lado, no es la única causa abierta contra Ivey. El año pasado fue demandado por hacer uso de las irregularidades en el patrón de las cartas en una partida de 2012. La denuncia de Borgata Hotel Casino & Spa en Atlantic City refiere una suma de US$9,6 millones.