Juego al poker por la gloria

Muchos se preguntan el por qué uno juega al poker y las respuestas son diversas: por el premio, por diversión, por ser el mejor, para crecer en el juego, o por otros tantos motivos. Leyendo estos días una nota a Leo Fernández, uno de los exponentes argentinos, el decía “juego por la gloria”. Y a pesar de que el es un Pro con todas las letras y yo apenas un amateur con profundas ganas de mejorar, el objetivo es el mismo: Quiero la gloria. Quiero demostrar que puedo ser el mejor en donde juego. Quizás no sea en Las Vegas o un lapt, aún, pero aunque sea con amigos, en un casino u online me desespera la posibilidad de mejorar mi poker progresivamente en base a experiencia y juego y asi ser el mejor donde juegue.

POR patucuac08 (periodista y jugador de poker)