Entrevista al “peludo” Jeckeln, para Hablando de Poker

A los 33, todos lo conocen como “peludo”. Oriundo de Mar del Plata y jugador de poker desde el 2009, Andrés Jeckeln se autodefine como tímido, pero cuando comienza a relatar su historia y su vida en el poker, no se detiene. Además, es uno de los tantos argentinos que forma parte de un gran grupo de jugadores y amigos que recorren todo casino que se les interpone en su camino.

Empecemos por el principio, ¿por qué te dicen el peludo?

Cuando recién empecé y jugaba cash en el casino, un gran amigo, el “potrillo”, me bautizó. Con ver una foto mía está claro el motivo, ja ja ja (sonríe por primera vez).

¿Cómo te iniciaste en el mundo del póker?

Empecé a jugar dinero ficticio en PokerStars con un amigo, de ahí nos empezamos a juntar en mi casa a jugar por cajas de cinco pesos, y nos matábamos (aclara). Y luego un día fui a jugar al Blackjack con mi primo al casino y vimos una mesita de cash. Nos sentamos y los pelaron.

¿Cómo se dio tu crecimiento?

El crecimiento que tuve fue gracias a los amigos que hice en este ambiente y en todos los viajes aprendí mucho de los chicos. Son tres o cuatro días que compartís muchas horas y siempre estamos analizando, comentando manos y al tener semejantes profes algo aprendí.

Se ha armado un grupo de mucha amistad con muchos jugadores de tu camada, ¿quiénes lo componen y como es la relación?

La verdad que es lo más lindo que me dio el póker: amigos. La verdad, el grupo es buenísimo y somos un montón. Después tenés más afinidad con unos que con otros, pero son todos unos fenómenos. No me quiero olvidar de nadie: Petrone, Borello, Moraña, Romano, Richy, Ariel y un montón más que ellos saben quienes son pero imposible nombrar a todos.

¿Cómo juega esa amistad cuando tienen que compartir una mesa en un torneo y más en una FT (mesa final)?

La verdad es que, en lo personal, no me gusta jugar con ellos. Pero es inevitable, porque siempre te cruzas en las mesas, y yo trato de no forzar situaciones en la mesa. Con muchos vamos a fondo y con otros no tanto.

Y en las mesas finales muchas veces cruzamos algún porcentaje y después nos matamos porque si no, se puede complicar tu torneo y hay mucha plata en juego.

¿Qué es lo más divertido de los viajes y en que ocupan el resto del tiempo en el cual no están en el casino? (lo que se pueda contar)

Bueno lo mismo que te decía antes. Lo más lindo es compartir con amigos, el tiempo cuando no jugamos. Nos juntamos a jugar al Poker chino, a boludear en alguna habitación, salimos a comer. Pero por ahora lo más divertido es jugar al chino ya que tenemos una “masita” como Fernando Romano que nos hace que el viaje no nos cueste nada ya que termina pagando todo él je je je (sonríe con picardía). 

Según tu experiencia, el poker es para cualquiera. ¿Qué aptitudes y características debe tener quien quiera ser un buen jugador?

Para mí, sí puede jugar cualquiera. Y creo que la preparación, la disciplina, la concentración y la paciencia son fundamentales. Después creo que la agresividad y la adaptación en las mesas es importantísimo. Después de pensar todo lo que dije estoy complicado. Me parece que me tengo que dedicar a otra cosa.

¿Qué hay del mito de que si un porteño llega medio novato a jugar cash al casino de Mar del Plata, lo pelan en dos horas ya que prácticamente casi todos se conocen? ¿Mito o realidad?

Yo hace dos años que no juego en el casino de Mar del Plata. Pero antes cuando yo concurría creo que no era real. Salvo dos o tres excepciones que el tiempo los puso en su lugar.

¿Cuáles fueron tus mejores torneos jugados hasta ahora?

Sin dudas recuerdo un Conrad en el 2011 que logré el segundo puesto, y después las mesas finales en Puerto Madero que para mí es el nivel más difícil de la Argentina. El de Mar del Plata de 2011 fue especial porque se realizó en mi ciudad pero la realidad es que era mi tercer torneo jugado y no sé cómo lo gané ni como le gane el Heads Up a (Matías) Ruzzi, porque en ese momento no entendía nada, mucho menos que ahora. Pero runee mucho seguro.

 

¿En qué momento te diste cuenta que el poker era lo tuyo? ¿El torneo ganado en MDP en 2011 marcó un antes y un después o fue tan sólo un torneo más?

Todavía no se sí es lo mío. Pero creo que sí, desde ese torneo es como que me dieron ganas de jugar todo y ahora es una pasión para mí.

Sos conocido en el poker por tus ITM y FT en torneos en vivo, pero relatanos tu experiencia en el cash y, ¿cómo es tu relación con el poker online?

En cash creo que debo ser el más perdedor de la Argentina, me aburre, la paso mal, no me gusta y pierdo. A lo que online se refiere a final del 2012 y principios del 2013 jugué mucho en pokerstars en niveles altos y me fue realmente bien con muy buenos resultados, pero bueno bajé muchas fichas y después terminé busteado ya que el nivel es terrible y la realidad que para mi nivel es imposible ganar ahí.

Por último te proponemos un ping pong:

El mejor casino de la argentina: El City Center, pero estoy en desacuerdo con cómo te tratan.

El mejor adversario de HU: Grimau, un crack.

Un compañero de viaje ideal: Romano, Petrone, Moraña, Borello.

El más fish del grupo: el Soldier Venegas.

El bad beat que más te dolió: La verdad no recuerdo ninguno en especial, ya que normalmente los pozos importantes los pierdo en bluff.

Un sueño en el poker: Poder jugar el PCA y viajar a Las Vegas con los chicos.
Bueno, muchas gracias por la entrevista y les agradezco a Hablando de Poker que se hayan acordado de mí.

 

¡Seguinos en Twitter y Facebook para mucha más información!

 

Pato Siksnys

Periodista. Racinguista. Papá ante todo. Apasionado por el póker.