Póker en Internet, jugando múltiples mesas


Nos encontramos en un época donde las historias de viajar por horas para encontrar una jugada de poker o de invitar a tus amigos a tu casa para poder divertirte un rato es cosa del pasado. Con el advenimiento del juego en línea también cambió el recibir sólo 20 manos por hora y nació el jugar tantos juegos como tu capacidad de reacción te permita.

Ahora el poder jugar múltiples mesas al mismo tiempo ha hecho posible tener un sólido ingreso mensual con jugadas de $0.10-$0.25 cosa que en el pasado era impensable. Sin embargo muchos jugadores fanáticos del juego en vivo dicen que es una pérdida de tiempo. Su justificación a esta declaración es que no le das el tiempo requerido a cada decisión estratégica, hasta cierto punto tienen razón, jugar más mesas acorta el tiempo para tomar decisiones cruciales. Por eso es que las personas que juegan varias mesas a la vez disminuyen su ventaja en la toma decisiones y aumentan la misma al tener mayor volumen de manos, lo que se traduce en ganancias.

Entonces cuando juegas múltiples mesas no vas a estar jugando al 100%, pero como estás jugando tantas manos más, al 80%, vas a terminar ganando más que si jugaras en una sola mesa al 100%.

Al ver más manos por hora significará que tendrás que tomar más decisiones y esto puede abrumar a los novatos. Lo último que quieres  contemplar una gran subida en el river en una mesa y que en otra con el reloj en sus últimos segundos tengas A-A. Empieza despacio, nadie corre antes de caminar, si te está costando seguir la acción en dos mesas no añadas más hasta que te sientas cómodo.  De hacer lo contrario tomarás malas decisiones y perderás dinero. Si te sientes presionado en una sesión, relájate y juega poker básico no tienes porque ponerte creativo. Deja pasar las situaciones marginales porque al tener más manos se presentara una mejor a la vuelta de la esquina.

Debes tener prioridades, no importa si estás jugando 4 ó 14 mesas, cuando las decisiones se empiezan a apilar debes resolver las más importantes. Tienes que reconocer cuáles son fáciles y cuáles son más complicadas. Pocas veces te enfrentarás a varias decisiones difíciles al mismo tiempo. Cuando identifiques una situación que amerita tiempo enfoca toda tu masa gris en ella mientras tomas las simples de manera mecánica. Un buen jugador de múltiples mesas puede resolver una situación crítica mientras actúa en otras mesas.

Selecciona las mesas. Cuando juegas en más de 6 mesas las cosas se pueden poner agitadas, debido que tienes que tomar decisiones cada segundo, así que puedes tornarte conformista con la selección de mesas. Esto es un error, sólo porque estás jugando varias mesas no significa que debes quedarte en una mesa con un maniático que te resube cada vez que haces un movimiento. Si la mesa es muy amarrada o tienes un jugador agresivo a tu izquierda puedes ir a buscar mejores mesas. No tienes porque enfrentarte a esas condiciones habiendo cientos de mesas.

Reconoce tu límite y mantente dentro de él, nunca juegues más mesas de las que puedes dominar. Todos tienen un punto en el que no pueden manejar tanta acción como para que sea rentable, cuando lo encuentres quédate ahí. Cuando empiezas a jugar en automático para las grandes decisiones, empiezas a perder. Tu juego y proporcional a esto tus ganancias, sufrirán, para jugar múltiples mesas debes recurrir a jugar mecánicamente hasta cierto punto, es un mal necesario, pero si dejas que sea en todas las situaciones te va a costar dinero. El poker es un juego que requiere de pensar, no hay otra forma, así que busca la cantidad exacta de mesas que puedes manejar.

Jugar en línea consiste en maximizar tu expectación, los buenos jugadores lo hacen jugando más mesas, es difícil pero con el tiempo lo lograrás. A continuación tienes unos consejos de mucha ayuda para lograrlo:

1.       Usa el mazo de cuatro colores. Esta es una de las opciones más importante al juega múltiples mesas, corazones rojos, bastos negros, tréboles verdes y diamantes rojos. Es extraño e incomodo al principio pero te acostumbrarás rápido. Es conveniente ya que sólo con una ojeada podrás ver tus proyectos de color y cuáles se han concretado o no. Los mazos de dos colores son para los abuelos y para jugar en vivo, adecúate a los tiempos.

2.       Temas simples. Muchos sitios de poker tienen diferentes temas para escoger, pero no deberías escoger el más complejo y llamativo cuando juegas múltiples mesas. Debes evitar distracciones y usa los formatos de mesa más simples.

3.       Toma notas. Aún cuando no puedes prestarle atención a cada mano, asegúrate de mirar las grandes y documentarlas bien. Estas notas se quedaran con el jugador y cada vez que te encuentres con él puedes tener una referencia. Hazlas cortas e informativas, ejemplo: “Resube en el flop con proyectos de color y escalera” es mil veces que “Animal, me ganó con color, que asco”.

4.       Ingenia un sistema para organizar las mesas. Algunos las apilan, otros las alinean en cascada. Busca la forma que más te funciona y así podrás referirte a la mesa que tengas acción más rápidamente.

5.       Sientate en la misma silla. Muchos sitios de poker tienen la opción de poder sentarte en la misma posición y el software simplemente rota la mesa alrededor tuyo. Esta opción es invaluable para los jugadores de muchas mesas. Encontrar dónde estás sentado en todas las mesas cuando tienes segundos para actuar es una pérdida valiosa de tiempo, pero si sabes donde estás siempre sabes donde ver cuando sea tu turno de actuar.

Si estás jugando sólo una mesa por sesión en línea, estás dejando dinero en la mesa. Si eres un jugador ganador no tendrás problema, con un pequeño ajuste, en agregar más mesas.

 

Fuente: http://www.pokerhispano.com