Torneo de $1 millón en la WSOP 2012

La Serie Mundial de Poker planea organizar un torneo de cartas a niveles nunca alcanzado antes por los más altos high rollers: con entrada de $1 millón de dólares.

Los oficiales de la serie anunciaron la realización de un torneo de no-limit Texas Hold `em como parte de una iniciativa de caridad de One Drop, una organización no-gubernamental de Montreal que empuja para que los países del Tercer Mundo puedan acceder al agua. El torneo -catalogado como The Big One por One Drop- tiene programado llevarse a cabo durante tres días, a partir del 1 de julio del próximo año.

El evento otorgará un brazalete especial de platino y el resultado contará para los récords de la serie como cualquier otro torneo.

NegreanuNada te pone nervioso, pero si algo lo hace, debes cuestionar tu cordura.

— Daniel Negreanu, cuatro veces ganador de brazalete 

 

El buy-in de $1 millón minimiza a cualquier otro torneo de poker en materia de costos de inscripción. El Super High Roller del Aussie Millions en enero, costó US$250.000, y vio sólo 20 inscriptos, incluido el ganador, Erik Seidel.

“Nada te pone nervioso, pero si algo lo hace, debes cuestionar tu cordura”, dijo Daniel Negreanu, un cuatro veces ganador de brazalete en la serie quien dijo que planea jugar si no quiebra antes del próximo año.

Hoy, US$200.000 es considerada una caja importante para cualquier sesión incluso en los cash games más grandes de Las Vegas, en el Bobby’s Room del Bellagio y el Ivey’s Room en el Aria Resort & Casino, dijo.

“El torneo será simplemente enorme”, le dijo Negreanu a The Associated Press.

Los oficiales de la Serie dijeron que 15 jugadores ya confirmaron sus intenciones de jugar, incluido el dueño del hotel-casino Treasure Island, Phil Ruffin, el fundador del Cirque du Soleil, Guy Laliberte, el ejecutivo de MGM Resorts International, Bobby Baldwin, y los jugadores profesionales, Johnny Chan, Tom Dwan y Patrik Antonius. ESPN planea televisar el evento.

Organizado por Laliberte, un jugador amateur de altas apuestas que estableció One Drop, la donación para una obra de caridad y las condiciones del torneo les dan a los jugadores con mucho dinero grandes incentivos para participar; si es que pueden soportar pagar esa obscena inscripción.

Laliberte dijo que la inscripción podría igualar las cosas en la competencia, y generar suficiente acción como para generar el premio más grande repartido en la Serie.

“Este es un elemento que definitivamente tendrá una influencia, probablemente, en la forma de jugar de algunos jugadores”, dijo. “Esto es mucho dinero para mucha gente, y por eso digo que el juego podría encontrar un equilibrio entre los multimillonarios y los millonarios”.

Dijo que si el torneo recibe el apoyo de empresas que patrocinen algunas inscripciones y se convierte en algo popular, eventualmente podría transformarse en algo anual.

Alrededor del 11 por ciento de las inscripciones irán a caridad y la Serie planea obviar los costos habituales, alrededor del 10 por ciento, para alojar el torneo.

Ruffin dijo que no espera ganar contra los profesionales, pero dijo que podría tener una ventaja como multimillonario porque la entrada de $1 millón es sólo una pequeña parte de su fortuna.

“Es una pequeña ventaja, pero todo se remitirá a la habilidad de cada uno”, dijo Ruffin. “Puede que nos vean como dinero muerto, pero somos difíciles de bluffear”.

La empresa dueña de la Serie Mundial de Poker, Caesars Entertainment Corp., planea inscribir a dos jugadores, uno a través de un satélite clasificatorio más pequeño y otro a través de una promoción especial del casino. Quebec’s Casinos también planea entregar una entrada, y otros empresarios prominentes han mostrado intenciones de jugar, incluido el banquero de Texas, Andy Beal.

Beal, listado por Forbes como el 48° multimillonario más rico de Estados Unidos, es famoso por haber enfrentado a Doyle Brunson, Phil Ivey y otros jugadores en una serie de cash games en el Bellagio, sesiones inmortalizadas por Michael Craig en el libro, “The Professor, the Banker and the Suicide King”.

Negreanu dijo que con tantos jugadores amateurs poniendo su dinero en juego, habrá tiburones que tratarán de unir sus bankrolls para intentar participar, o vender pequeñas partes de su inscripción para pagar la entrada.

“Si eres un jugador profesional, es un buen lugar para estar”, dijo.

Negreanu dijo que no cree que el torneo ensombrezca el Evento Principal de la serie, un evento de no-limit Texas Hold `em que cuesta US$10.000 y reparte más dinero que ninguno en el poker, pero que seguramente emocionará a las personas con mucho dinero.

“Los mejores jugadores del mundo quizás no tengan el dinero para participar”, dijo. “No creo que esa sea la meta”.

 

Fuente: http://espndeportes.espn.go.com/news/story?id=1311781&s=pok&type=story