Pedro Grochoki, campeón del Super High Roller

Más allá de la estrategia y habilidad que hay que tener para ser ganador en este juego, la suerte también tiene que acompañarte para no morir en el intento. Este último factor fue aliado fundamental de Pedro Grochocki , quien inició la definición entre los stacks más cortos, pero aun así se consagró en la quinta edición del Super High Roller de Casino Iguazú.
Pero antes de adjudicarse los 200 mil dólares que había para el campeón, el brasileño salió favorecido en los cruces que, previamente, parecían desfavorable. Sin embargo, el Dios del poker, y también el azar, le sonrieron cuando estaba 70-30 en contra, o en aquellas paradas cuando solamente el river lo podía ayudar. Eso llenó de confianza a Grochocki, quien finalmente se volvió imparable.
Después de ser el shortstack cuando quedaban siete jugadores, Pedro comenzó un camino hacia la punta que logró sobre el 5-handed. Tras la caída de Eduardo Keil en quinta ubicación, el brasileño tomó el liderazgo para nunca más soltarlo. Es más, una vez que eliminó a Mario López , uno de los máximos candidatos a quedarse con el título, tomó cada vez más ventaja. Y luego de hacerse con las fichas de Fabián De la Fuente en tercera posición, inició un mano a mano en el que tenía mucha ventaja.

Grochocki: 15.900.000
Fantin: 3.800.000

Más allá de que Darci inició la definición duplicándose, Grochocki lo sentenció en pocas manos para lograr el segundo título para Brasil en cinco ediciones de este Super High Roller de Casino Iguazú, que se transformó en un clásico de estas tierras.

El Negro Miño

Hincha millonario. Caza tells. Me encantan los badbeats.