Una mala para Phil Ivey

El jugador de poker Phil Ivey ha perdido su apelación en el tribunal británico por un caso que data de 2012, donde un casino de Londres lo acusó de hacer trampa en una forma de baccarat para ganar casi $ 10 millones.
En la sala de tribunal la jueza Mary Arden estuvo de acuerdo con Crockfords Casino en que Ivey había ganado $ 9.6 millones “a través de la manipulación” del juego usando una técnica conocida como clasificación de bordes, algo que Ivey admite libremente. La clasificación de bordes es cuando un jugador consigue que un croupier o un distribuidor arregle las tarjetas de tal manera que el jugador pueda ver que las tarjetas son bajas o altas basadas en diferencias leves en el diseño en la parte posterior. Para muchos jugadores, incluyendo Ivey, el uso de esta técnica no se considera trampa, sino más bien una forma legítima de ganar ventaja en un juego de cartas. Para muchos casinos, sin embargo, la clasificación de bordes es trampa, y en este caso, por segunda vez, un juez aceptó y falló en contra de Ivey, aunque reconoció que no creía que Ivey sabía que estaba haciendo algo fraudulento.
Ivey, de 39 años, expresó su decepción por la decisión del juez y dijo que llevaría su caso nuevamente a un alto tribunal para revocar el fallo de apelación en su contra.
Paul Willcock, de Genting UK, la compañía propietaria de Crockfords Casino, dijo que el casino había actuado honestamente en todo momento y que estaba complacido de que los tribunales lo hubieran justificado en este caso.

Una espera no tan dulce para Ivey

Parece que la situación judicial del jugador americano Phil Ivey tendrá que esperar. El caso abierto del CrockFords Casino en Inglaterra sobre la honestidad del americano durante la partida de Punto y Banco en 2012 no tuvo una resolución en el tiempo estipulado. Por esta razón, el juez pospuso su veredicto hasta el mes de septiembre de este año.

La justicia investiga si Ivey hizo uso de una técnica de conteo de cartas que consiste en reconocer las cartas según las formas particulares de los bordes. El Casino donde tuvo lugar la partida lo acusa de haber ganado de esta manera “fraudulenta” £7.800.000. Pero esto no es todo: el jugador admite haber aprovechado esta técnica, pero rechaza la idea de que esto sea hacer trampa.

El mismo año, Ivey también fue acusado por el Borgata en Atlantic City de ganar deshonestamente US$10.000.000.

¿Cuál será el destino de este polémico jugador americano?

¿Phil Ivey o Moneymaker al Hall of Fame del poker?

Durante el próximo November Nine tendrá lugar la ceremonia de ingreso de los 2 nuevos integrantes del WSOP Poker Hall of Fame.

Los 2 candidatos serán elegidos por votación de los 23 miembros vivos del HoF y por 16 representantes de los medios de comunicación.

Estos son los criterios que la organización ha establecido para que hagan sus evaluaciones de los nominados:

Haber jugado al poker en las mejores competiciones del mundo.
Tener al menos 40 años.
Haber participado en los high stakes.
Ser ganadores regulares y contar con el respeto de los demás jugadores.
Soportar “la prueba del tiempo”.
Y, para los no jugadores, haber contribuido al crecimiento general y al éxito del poker, con resultados positivos y duraderos.

Lo que sí tenemos claro es que en 2016 lo tendrá aún más complicado, ya que 2 de los jugadores más populares de la comunidad del poker tendrán 40 años y podrán ser nominados para entrar: Chris Moneymaker y Phil Ivey.

Chris Moneymaker ganó el Main Event de las WSOP 2003 consiguiendo su entrada en un satélite online, tras realizar una inversión de 40 dólares, una historia de película. Su victoria supuso el boom del poker en Estados Unidos. Desde entonces ha jugado los principales torneos y circuitos internacionales. Pese a ello, su contribución al mundo del poker ha sido de tal dimensión que, sin duda, antes o después, entrará en el Hall of Fame.

Phil Ivey lleva más de 23 millones de dólares ganados en premios en torneos en vivo. Cuenta con 10 brazaletes de las WSOP y con 1 título del WPT. Además, ha jugado mucho online. Ivey es una de las principales referencias del poker mundial y ha aparecido en múltiples programas de televisión sobre poker.

Phil Ivey acusa al Borgata de tener camareras “demasiado voluptuosas”

El pro estadounidense Phil Ivey, acusado de hacer trampa en unas partidas de Baccarat en el Casino Borgata de Atlantic City donde ganó U$S 9,6 millones, argumentó en la causa que mantiene contra el Casino Borgata, que el establecimiento obtiene ventaja sobre los jugadores, porque atractivas camareras ligeras de ropas ofrecen “bebidas alcohólicas gratis a los clientes”.

Ivey está utilizando esta inusual defensa contra las acusaciones de que él y un acompañante engañaron al casino en 2012. Ambas partes se están demandando mutuamente sobre esas ganancias, que el jugador aún no cobró. El casino afirma que Ivey, junto a su socio, se aprovechó de un defecto en la parte posterior de los naipes, que les permitieron clasificar y ganar las manos.

phiil-ivenyy

Esta técnica, conocida como clasificación de bordes, viola los reglamentos de juego del casino de Nueva Jersey. Phil Ivey afirma que su victoria fue simplemente el resultado de la habilidad y de una buena observación. La presentación judicial cita una declaración en la que Ivey relató la atención que los empleados del Borgata estuvieron muy encima de él, mientras estaba apostando de U$S 50.000 a U$S 100.000 por mano. “Te distraen”, dijo Ivey. “Quiero decir, cualquier cosa que pueden hacer para tomarse una ventaja. Todo el mundo sabe que el alcohol afecta el juicio, y que lo ofrecen por eso, y tienen camareras bonitas y son todas muy coquetas.”, agregó Phil Ivey.

El Borgata afirma que los naipes eran defectuosos en el dorso con un patrón de dibujo no uniforme. Las caras tienen hileras de pequeños círculos blancos diseñados para parecerse a diamantes, pero el Borgata sostiene que algunas tenían sólo la mitad o cuartos de diamantes. Ivey dijo que simplemente se dio cuenta de lo que cualquier persona en el juego podría haber observado y apostó en consecuencia

Cabe recalcar que Ivey perdió una demanda similar el año pasado en el Tribunal Superior del reino Unidos, iniciada por Genting Group con sede en Malasia, un importante operador de casino. El tribunal acordó que el casino no tenía que pagar a Ivey U$S 12,4 millones que había ganado a través de esta técnica.

Phil Ivey se defendió de las acusaciones del Borgata

La superestrella del poker Phil Ivey contrademandó al Borgata Casino de Nueva Jersey alegando que la demanda de U$S 9.6 millones en su contra es frívola y que el casino destruyó de manera negligente y fraudulenta, la evidencia que el jugador estadounidense necesitaría para poder elaborar su defensa.

La demanda del Borgata fue que Ivey junto con el chino Cheung Yin Sun usaron defectos de manufactura de las cartas para darse una ventaja sobre el casino. Una vez que Sun identificaba una carta de valor alto defectuosa, pedían al dealer la rotara para que cuando apareciera de nuevo Ivey apostara cantidades más altas.

“No está en mi naturaleza hacer trampa y nunca haría algo para poner en riesgo mi reputación”, declaró Ivey en un caso similar que tiene con el Crockfords Casino.