Cosas estúpidas que te eliminan de un torneo…

Con mucha frecuencia, en los foros que tratan sobre torneos de poker, suelo escuchar historias de mala suerte que han perjudicador a un determinado jugador que “debería” haber ganado el torneo…

Pero con mayor frecuencia, jugando torneos, veo jugadores eliminados porque, literalmente, han regalado sus fichas en alguna jugada estúpida…

Ahora bien, cuando digo “jugada estúpida” no me refiero a hacer un all in al rival que ya resubió, teniendo sólo 10-2 de distinto palo y culpar a la mala suerte porque el rival tenía un par de Ases.

Las jugadas estúpidas a las que me refiero son de una naturaleza más sutil. Jugadas que son aceptadas como estrategia correcta de torneos. Por ejemplo, hacer slowplay con manos buenas pero vulnerables.

Dos veces, en un torneo que jugué la semana pasada, vi a jugadores perder sus fichas haciendo slowplay con un trío, en una mesa desfavorable…

Veamos una de estas jugadas. En la etapa media del torneo, con las ciegas a 400/800 y el ante a 100.  Yo estaba en la ciega pequeña y tenía 10♦9. Un jugador, en posiciones medias, entró a la mano. El de la ciega grande pasó.

El flop salió Q♦Q♣8 y todos pasamos. El turn salió justo para mí: J, lo que completaba mi escalera. Aposté, por si acaso alguien estaba haciendo slowplay con una Q y podía quedarme con todas sus fichas. El jugador de la ciega grande subió fuerte y el otro rival se retiró.

Hice el All In y él lo aceptó inmediatamente. Obviamente quedó casi eliminado del torneo, ya que tenía Q7.

 

Analicemos los razonamientos que llevaron a mi rival a cometer ese error…

 

El recibió un trío en el flop. Es una muy buena mano y él quería obtener tanta acción como le fuera posible. La mayoría de los jugadores creen que la forma de lograr eso es haciendo slowplay, pero fallan al efectuar el razonamiento que justificaría ese slowplay.

En esta jugada, estoy seguro de que él habría preferido hacer un pasar/subir en el flop, pero el único jugador por detrás de él era un rival pasivo que no apostaría, salvo que tuviera una muy buena mano. En ese caso, no habría valor adicional pasando.

Si un jugador que tiene un trío apuesta, un rival pasivo va a ver o a subir la apuesta con cualquier mano con la que habría apostado. Si no tiene una muy buena mano, ese rival pasivo se va a retirar de cualquier apuesta, en cualquier otro caso va a  pasar y a intentar lograr una carta gratis.

Haciendo slowplay en esta situación, lo único que lograrás es que tu rival consiga la mano que te derrota.

 

El primer error cometido en este razonamiento es pensar automáticamente que el trío tiene que jugarse de esa forma. El segundo error es hacer el slowplay sin que haya un jugador agresivo por detrás que, muy probablemente, generaría acción. El tercer error es ignorar el hecho de que el turn es desfavorable ya que completa una posible escalera.

 

Cuando hagas slowplay con una mano que no sea un Full (O mejor), el riesgo crece mucho cuando la mesa contiene un proyecto de escalera o de color. Hay algunas cosas a tener en cuenta, con respecto al flop, cuando se piensa en el slowplay:

 

1-Q-Q-8 es un flop mucho más peligroso que Q-Q-2, por razones obvias. Más aún, Q-Q-8 es más peligroso que 6-6-2, por ejemplo. Las manos a las que no quieres dar una oportunidad (J-10J-910-9) son más comúnmente jugadas que las del otro ejemplo (5-45-34-3). Por lo tanto, aquí va la regla nº 1 cuando vas a hacer slowplay con un trío: No debes hacerlo si en la mesa hay un proyecto de escalera que se completaría con una mano “jugable” (Cómo J-10).

 

2- Los proyectos de color son más obvios. Si hay dos cartas del mismo color en la mesa, nunca hagas el slowplay. La razón es que, si apuestas y alguien tiene el proyecto de color, es probable que vean tu apuesta e incrementen el bote. Si no hay ningún proyecto de color, pero hay dos cartas del mismo palo en la mesa y das una carta gratis; y esa carta sale del mismo palo, bueno, entonces te has metido en un problema.

 

Otras cosas a considerar cuando estás decidiendo si hacer o no hacer slowplay están más allá de las cartas. En primer lugar, nunca debes hacerlos si hay más de 3 jugadores en el bote. A más rivales, más probable la derrota. En 2º lugar está la cantidad de fichas de cada uno de tus rivales. Si alguno de ellos tiene más fichas que tú, eso significa que si vas al All In y pierdes, estás fuera del torneo. Por eso es mejor mostrar fuerza e intentar ganar la mano “echando” a tu rival del bote.

 

Fuente: http://www.holdemguide.net

Deja un comentario