La inesperada estrella de la NBA que atrae los focos de las WSOP

Los que han coincido con él en alguna mesa le definen como un jugador serio y silencioso
El torneo premia con más de ocho millones de dólares al ganador

Paul Pierce es uno de los deportistas famosos que, medio camuflados, se han inscrito en el evento principal de las World Series of Poker (WSOP), el torneo de Las Vegas más espectacular y esperado del año. Por su atuendo nadie habría reparado en él, pero su estatura y su estela de estrella de la NBA tardaron poco en delatarle.

El jugador de los Boston Celtics ha pagado los 10.000 dólares que cuesta la inscripción en este torneo. Otras personalidades conocidas en los EE. UU. se han dejado ver por la sala de juego del Casino Rio, entre ellas los actores Brad Garret y Ray Romano.

Los que han coincido con Pierce en alguna mesa le definen como un jugador serio y silencioso. Su juego es por momentos intimidatorio, lo que le permite seguir en concurso con un buen número de fichas. De esta forma se ha abierto camino en las primeras jornadas de un campeonato que premia con más de ocho millones de dólares al ganador. Muchos de sus rivales no resisten la tentación de fotografiarse con él. Accede a atender a sus fans aunque se le vayan un par de manos en ello.

Para disimular sus gestos ha elegido una gorra que le disimula la mirada y se aisla como puede del entorno escuchando música con unos auriculares mayúsculos. La organización está feliz por contar con tan ilustre personaje, lo que supone un espaldarazo publicitario de primer orden para el torneo.

Fuente: http://www.marca.com/2011/07/12/poker/1310469603.html

Deja un comentario